Abandonarse en Dios…

2017 MG_4867.JPG“Me abandono llena de confianza en los brazos de mi Padre Celestial, a quien siempre he amado con especial ternura, y a Él encomiendo esta pequeña familia misionera que Él quiso hacer nacer en su Iglesia, de esta pobre, que se llama María Inés Teresa Arias, y precisamente porque no encontró en el mundo entero una persona, un instrumento más deleznable, más miserable, mas ruin, para que así fuera notoria, a la luz del mundo, que esta Obra la inspiró Él, la guió Él, no la dejó caer al abismo cuando sus enemigos allí la querían precipitar”.

Carta colectiva desde Roma el 2 de Mayo de 1973.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s