Una llama ardiente…

2080  2017-01-24 a las 5.50.38 PM.png“Nuestras miradas se fundieron y al compenetrarse en un amor extático, al sentirme toda de mi amado y él todo mío, se infiltró en el fondo de mi ser el germen de la fecundidad divina, el germen de la fecundidad espiritual que desde entonces, a la manera que la abeja reina es fecundada una sola vez y eso le basta para siempre, así mi alma conoció a Dios, se enamoró de sus ideales y los hizo suyos propios. Desde entonces mi pequeñita alma vibra a los ideales de Jesús y las almas son su propia vida…”

Meditaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s