El inefable Maestro de Galilea…

2141 sus sobrinos 34.jpg“Y como queriéndome tú indemnizar de esta terrible amargura que deshace mi alma, por así decir, te encuentro en la Eucaristía, ¡tan real!, ¡tan vivo!, ¡tan Padre!, que los velos que te ocultan a mis miradas, desaparecen por completo en mi fe y te veo en ella, como al dulce Jesús que pasó por el mundo haciendo el bien; al inefable Maestro de Galilea”.

Notas Íntimas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s