Ofrecer el trabajo…

2145 image4.png“Esa secretaría en que, sobre todo de noche, trabajaba hasta la madrugada, presenció muchas alegrías e innumerables penas, penas y alegrías que Dios nuestro Señor, infinitamente bueno, hará que fructifiquen, puesto que, unidas a sus méritos infinitos, han venido a ser de un valor casi infinito”.

Carta colectiva, 1º de mayo de 1965.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s