Abandonarse en la infinita misericordia…

2347 N.M. y chicas 9998.jpg“Las vicisitudes de nuestra existencia nos mueven y nos revuelcan. Se levantan encrespadas hasta que nosotros, reconociendo nuestra nada, nuestra flaqueza, nos resolvemos a no pensar en nosotros mismos y nos abandonamos por entero en la infinita misericordia de Dios”.

Carta Colectiva, Los Ángeles, abril 22 de 1953. f. 3086.

Anuncios

Abandonarse a la infinita misericordia de Dios…

2307 Con hermanas de misión Japón.jpg“Las vicisitudes de nuestra existencia nos mueven y nos revuelcan. Se levantan encrespadas hasta que nosotros, reconociendo nuestra nada, nuestra flaqueza, nos resolvemos a no pensar en nosotros mismos y nos abandonamos por entero en la infinita misericordia de Dios”.

Carta Colectiva, Los Ángeles, abril 22 de 1953. f. 3086.

Abandónate al Corazón de Jesús…

2264 Rezando la Liturgia“Abandónate a los excesos de su amor misericordioso. Recuerda siempre, pero sobre todo en esa hora de conversación a solas con Él, que tienes todo poder sobre su ¡Corazón, pues él mismo te lo ha dado en su inmensa generosidad, y quiere que te valgas de Él para negociar en la salvación de las almas”.

Pensamientos.

Aprovecharnos y ser agradecidos…

2235 gedc0193_0003.jpg“Cuando sabemos aprovecharnos y ser agradecidos, esa misma gratitud debe lanzarnos y esforzarnos más a la lucha diaria por alcanzar la meta que nos propusimos al dejarlo todo para darle gloria a Dios y poblarle el cielo de innumerables almas”.

Carta colectiva sin fecha.

Vivir de amor…

2206 _4990.JPG“Procuremos vivir únicamente de amor, de esperanza, de confianza, de abandono total”.

Carta colectiva, Los Ángeles, abril 22 de 1953, f. 3087.

En manos de Dios…

2178 NM104837_693 copia.jpg“Todo está en las manos de Dios, que es quien permite todo y que sirve de poda y florecimiento para que no nos dejemos llevar por la tibieza”.

Autobiografía.

Fragilidad…

2173 Capítulo Gral b. Casita.jpg“Yo nada puedo Señor, una y mil veces he comprobado que soy la fragilidad y la miseria misma. Pero si yo soy la fragilidad, Tú eres el poder; si soy la miseria, Tú eres la Santidad”.

Ejercicios Espirituales de 1933.