Para agradar a Dios…

2313 eso.JPG“Cuanto más nos neguemos a nosotros mismos, más agradaremos a Dios, pues él mismo lo dijo: «niéguese a sí mismo, tome su cruz de cada día, y sígame».

Carta Colectiva de Agosto 1968. f. 3760.

Anuncios

Navidad…

2047 Captura de pantalla 2016-12-13 a las 10.19.21 AM.png“Que ahora que lo esperamos gozosos por su nacimiento, nos decidamos a ser como Él; pobres de corazón, abnegados, sufridos, callados, amantes de la oración y de la paz, todo es posible en la paz”.

Carta Colectiva de diciembre de 1968.

Alcanzar el más alto grado de humildad…

2038 Captura de pantalla 2016-12-13 a las 10.32.52 AM.png“Para alcanzar este grado de humildad, se debe estar en este estado habitual, en esa disposición permanente, de no cometer un pecado venial deliberado. Ya esto supone un conjunto de vencimientos, sacrificios de abnegaciones, por eso es tan perfecto”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

Caridad con abnegación…

2023 IMG_4413.PNG“La abnegación, la caridad, debe desenvolverse, desarrollarse con la mayor naturalidad, con entera sencillez, como a quien le ha cabido en suerte ESE OFICIO; y esto solo por agradar a Nuestro Señor, para vivir cada día más unidos a Él”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

Ángeles de paz y abnegación…

2021 Beata.png“Para poseer la paz en su plenitud, para difundirla, para contagiarla, para que sea como una estela que se deja a nuestro paso, hay que vivir en un ambiente de «abnegación», saber vivir alegremente para los demás, saber ser el ángel de las pequeñas tensiones, de los pequeños sacrificios que se presentan continuamente en la vida religiosa y en la vida de familia”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

La comunión de los santos…

1741 _0518 (2)“Por la Comunión de los Santos todos podemos ser misioneros, aún aquellas almas que, por su estado, no pueden franquear las fronteras de la gentilidad, para prestar, en medio de la abnegación más completa, sus servicios llenos de caridad”.

Experiencias espirituales.

Búsqueda de santidad…

1645 IMG_2854“Señor, Señor; de veras, de veras; a pesar de mi fragilidad, tu ves cuán sincero y cuán grande es mi deseo de amarte y servirte, como lo han hecho los santos”

Ejercicios Espirituales de 1933.