Todas nuestras fuerzas están en Cristo…

2606 Con la Madre Teresa Botello.JPG“«Sin mí nada pueden hacer». Esa sentencia es tan cierta y real. La vida espiritual de un alma, su piedad, el deseo de vivir en gracia, todo eso que envuelve su fin eterno nos es desconocido y solo Dios puede franquear esa barrera, ¿qué podremos pues hacer nosotros sin Él? Apliquémonos todo nuestro esfuerzo a esta realidad, única expresión cierta de los designios de Dios y encontremos todas nuestras fuerzas en Él”.

Convocatoria al Capítulo Especial, 25 de marzo de 1968.

Anuncios

Notas armoniosas de amor y gratitud…

2566 Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.18.07.png“Si realmente queremos vivir en armonía con el espíritu de nuestra familia misionera, es necesario que cada uno se empeñe por ser un verdadero misionero, en toda la extensión de la palabra y vivir ese espíritu de alegría comunicativa (no de charlatanería) pero sí de ayuda y comprensión mutuas basadas en el amor sobrenatural, la caridad que debe irradiar toda alma profundamente enamorada de Dios y de las almas, fundiendo las mentes y los corazones en uno solo, para que, cual lira maravillosa produzca, tan solo notas armoniosas de amor y gratitud al Señor por tantos beneficios recibidos continuamente de su mano”.

Carta a las hermanas de la casa de Talara, noviembre de 1967.

En torno a los milagros de Jesús…

2546 china poblana.jpg“Recordaré siempre ante el Sagrario, para explayar mi alma en el alma de Jesús, aquellos gritos de fe, que Jesús recogió durante su vida, y que tanto lo llenaron de gozo; los que pagó, por así decir, con estupendos milagros”.

A mis queridas compañeras de la Acción Católica.

Un grande y dulce martirio…

2513 Nuestra Madre en vitral.jpg“Cuando tu misericordia penetró en mi alma… la fuerza del amor, por ser tan intensa, constituía para mí un gran martirio, un muy dulce martirio”.

Ejercicios Espirituales de 1941, f. 812.

La adorable voluntad de Dios…

2498 Inés y Guadalupe.jpg“Mi alma, Jesús mío, ha hecho de tu adorable voluntad su manjar más delicioso, ninguna cosa puede turbar su apacible superficie”.

Meditaciones.

La sed del martirio…

2497 Cong.misionero card.miranda y NM1959.JPG“Tú eres, Dios mío, quien pones en mi alma la sed del martirio, del martirio de sangre… Quisiera poder, como Jesús dar mi vida en su obsequio, por su amor, por la conversión de las almas.”

Escritos, Doc. 247, f. 472.

Sobre la confianza…

2480 IMG_6594-photo-full.jpg“La plática de preparación de ayer, sobre la confianza, vino a confirmarme en mi caminito, que es ese enseñado por santa Teresita, de filial confianza, y por mi seráfico padre san Francisco, quien toda su vida fue un niño en brazos de Dios y sólo supo alimentar su alma de amor y confianza”.

Ejercicios Espirituales de 1941.