Humo que se desvanece…

1392 María Inés Teresa 13“En la escuela del Maestro celestial, la más grande ciencia es la del amor de Dios y de la propia inmolación, que es lo que constituye a los santos; todo lo demás, si no se emplea como instrumento para conseguir estos dos fines, no es más que humo que se desvanece”.

Lira del Corazón.

Anuncios