Ver por los demás…

2330 Capilla Casa Madre 1.jpg“Le pido a Nuestro Señor que siempre trabajen unidos, llenos de comprensión los unos para los otros, y cada uno olvidándose de sí mismo, para ver por sus hermanos”.

Carta a la comunidad de Lunsar, marzo 4 de 1977.

Anuncios

Una sana convivencia…

2241 Con los muchachos.jpg“Saber convivir siempre y afablemente con todos, haciendo de cada casa un verdadero paraíso de paz, alegría y amor fraterno”.

Carta colectiva en octubre de 1979.

Irradiación…

2195 En el barco antes de partir a Japón.jpg“Que la paz de Cristo reine en sus corazones y trascienda en su vida comunitaria, a fin de que pueda reflejarse al exterior e irradiarlo a su alrededor con el fuego del amor sobrenatural”.

Carta a las Hermanas de Indonesia, Roma, 4 de enero de 1980. f. 4070.

Una alcancía especial…

2142 Eva.jpg“Alguien me escribe hermosamente «quisiera hacer una alcancía de sacrificios grandes o pequeños, oraciones, etc. para que siempre haya unidad, no sólo unión, en nuestra comunidad». Que todos tengamos éste precioso ideal, y llegaremos a la cumbre de la santidad, no solamente de manera individual sino también colectivamente”.

Carta colectiva de febrero de 1964.

Saberse aceptar y disculpar…

2114  en el Scifi.png“Mucho les encargo, hijos, la unión, el olvido, el saberse aceptar y disculpar. Cuantos méritos hacemos cuando ejercitamos estas virtudes tan hermosas y tan del agrado de Dios nuestro señor ¿verdad?”

Cartas.

Ángeles de paz y abnegación…

2021 Beata.png“Para poseer la paz en su plenitud, para difundirla, para contagiarla, para que sea como una estela que se deja a nuestro paso, hay que vivir en un ambiente de «abnegación», saber vivir alegremente para los demás, saber ser el ángel de las pequeñas tensiones, de los pequeños sacrificios que se presentan continuamente en la vida religiosa y en la vida de familia”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

El cumplimiento del deber…

1941 Lunsar“Espero y pido a Dios, que en todas nuestras casitas, no haya habido ninguna dificultad, que cada uno de los hijos sea eficaz en el cumplimiento de su deber, pero uniendo la eficacia a la comprensión respecto a los demás, a su paciencia por enseñar a los que no saben…”

Crónica de 1959.