Irradiación…

2195 En el barco antes de partir a Japón.jpg“Que la paz de Cristo reine en sus corazones y trascienda en su vida comunitaria, a fin de que pueda reflejarse al exterior e irradiarlo a su alrededor con el fuego del amor sobrenatural”.

Carta a las Hermanas de Indonesia, Roma, 4 de enero de 1980. f. 4070.

Anuncios

Comunión espiritual…

2130 A bordo del barco a Japón.jpg“Hice intención de oír mi Misa, poniéndome en espíritu en todas las Iglesias de la tierra donde en esos momentos se estuviera celebrando. Hice mi comunión espiritual y me sentía sumergida en ese océano de bondad y de ternura que es para todos los pecadores y para todas las almas que aman el Corazón de Jesús”.

Crónica de abril 22 de 1953 a bordo de un barco a Japón.

Saberse aceptar y disculpar…

2114  en el Scifi.png“Mucho les encargo, hijos, la unión, el olvido, el saberse aceptar y disculpar. Cuantos méritos hacemos cuando ejercitamos estas virtudes tan hermosas y tan del agrado de Dios nuestro señor ¿verdad?”

Cartas.

El alegre anuncio…

2062 Captura de pantalla 2017-01-10 a las 5.18.40 PM.png“Este es el alegre anuncio que todo misionero debe llevar a todo el mundo. Alegría porque Cristo ha venido, alegría que debe brotar de una íntima unión e identificación con Cristo, Primer Misionero, y que, la Buena Nueva llegue hasta los más apartados confines de la tierra.”

Carta del 27 de marzo de 1978.

Jamás una palabra desabrida o áspera…

1953-pantalla-2016-08-04-a-las-12-32-16“Jamás una palabra desabrida o áspera pues temería deshonrar al Esposo Divino, que como Huésped de amor y de dulzura, vive en el fondo de tu alma”.

Lira del Corazón.

El valor de los trabajos ordinarios…

1943 María Inés Teresa  en EL TIGRE“Los trabajos ordinarios de la casa, en los cuales es más fácil conservar la habitual presencia de Dios, y vivir en íntima comunicación con Él por medio de la oración interior”.

Ejercicios Espirituales 1943.

El cumplimiento del deber…

1941 Lunsar“Espero y pido a Dios, que en todas nuestras casitas, no haya habido ninguna dificultad, que cada uno de los hijos sea eficaz en el cumplimiento de su deber, pero uniendo la eficacia a la comprensión respecto a los demás, a su paciencia por enseñar a los que no saben…”

Crónica de 1959.