La continua alabanza a Dios…

2742 N.M. con sus monjitas de Unión c.jpg“La alabanza de Dios estará siempre en mi boca, cuando al empezar cualquier trabajo, me pongo en su presencia divina, ofreciéndole todos los instantes que en él emplee, teniendo la intención formal de que, todos los latidos de mi corazón, las respiraciones de mi pecho, los movimiento de mi cuerpo, sean infinitos actos de amor, de adoración, de reconocimien­to, de desagravio por mí, y en nombre de todas las criaturas racionales, y aun irracionales.”

Estudios y meditaciones.

Anuncios

Anhelos que se hicieron realidad…

2737 antalla 2017-01-10 a las 5.09.47 PM.png“Llena Jesús mío todas las aspiraciones de mi corazón y ayuda mi flaqueza, sostenme en el vuelo que quiero emprender, no me dejes, que en ti confío”.

Ejercicios espirituales de 1933.

Purificar el corazón…

2733 1950decoration c.jpg“Es la palabra del Maestro la que purifica el corazón, ya que el Verbo es la Palabra increada del Padre. Es que, escuchando la palabra divina, penetrándose de ella, gustándola, rumiándola por el don de Sabiduría, viene el alma a despojarse del hombre viejo y a revestirse del nuevo, a hacer suyos los conceptos del Maestro, a apropiarse su lenguaje, sus sentimientos, sus modales. Llega a poder decir como san Pablo: «No soy yo quien vivo; es Cristo quien vive en mí»”

Yo soy la Vida vosotros los sarmientos.

Gozarse en el Señor…

2712 IMG_1423~photo.JPG“Cuando Nuestro Señor me hace sentir, por así decir, en todas mis potencias y sentidos, en mi corazón y en  mi alma, la intensidad de mi miseria, es cuando más gozo; pues poniéndolas de parangón con sus infinitas perfecciones, hallo que soy atraída a Él precisamente en el contraste, porque su Misericordia encuentra pábulo más que suficiente al fijarse en mi”.

Ejercicios Espirituales de 1943.

Cuando el alma atraviesa algún quebranto…

2703 IMG_1552~photo.JPG“Nos asegura que Él nos salvará. ¿Quién no ha experimentado en su alma estos divinos alivios que solo Jesús puede dar? Cuando llena el alma de quebranto, nos postramos ante su augusta presencia y con los ojos de la fe vemos en esa blanquísima Hostia el Dios hermanado, a Jesús Eucaristía y le referimos la amargura de nuestro corazón”.

Reminiscencias de mi toma de Capelo.

El anhelo de la Eucaristía

2682 Card. Rossi ofrece Inst. Cat. Misionera c detalle.jpg“Todo mi anhelo era la Eucaristía, ¡cómo se estrechaba mi corazón con el de Jesús al recibirlo”.

Cartas.

Las efusiones entre Dios y el alma…

2675 IMG_8684.PNG“Las efusiones de dos corazones que así se aman y se comprenden, con mediar entre los dos un abismo insondable, que aproxima solamente la caridad infinita de Jesús Hostia, ¡no son para describirlas! Estas cosas quedan siempre en los ocultos repliegues del corazón, pues el querer sacarlas a la luz es deslustrarlas”.

Meditaciones.