La Iglesia y el Credo…

867 Escudo en Vaticano“La Iglesia conserva actualmente dos fórmulas del Credo, el vulgar, o romano, que fue el que compusieron los Apóstoles y el que se reza en la Misa, o sea el símbolo de Nicea, diferenciándose sólo de aquel en su estructura, puesto que los dos declaran, con la misma solemnidad y precisión sus 12 colosales verdades. Si el Credo no fuera de institución divina, hubiera sido imposible que con solas estas 12 columnas graníticas se hubiera sostenido, y se sostenga el mundo, a pesar de los ataques del infierno. Cada dogma es un verbo, la palabra de Dios inmutable, bajo cuya envoltura se haya una vida infinita”.

Breve estudio sobre el Credo.