El sembrar es doloroso…

2612 Bodas N.M. catedral 55.jpg“Sé que muchas veces el sembrar es doloroso, pues se tropieza con piedras que dan escándalo, que no se adhieren, etc., etc., pero, ¿el mismo Jesús no encontró esto en su vida pública?”

Carta colectiva de septiembre de 1978.

Anuncios

Aprender a ofrecer los dolores…

2400 Con las primeras que ingresaron.jpg“Qué hermoso sería que todos aprendiéramos a ofrecer a Dios la virginidad de nuestros dolores”.

Carta colectiva de septiembre de1978.

El sufrimiento…

2120 IMG159.jpg“Quien no sufre, se aleja de Dios. El sufrimiento nos hace acercarnos más a él. Ojalá y ustedes hayan podido hacer algo en favor de quienes están sufriendo”.

Carta a las hermanas en Dublín, desde Roma, el 18 de mayo de 1974.

Los que no tienen fe…

“¡Desgraci2090 a las 5.57.17 PM.pngados los que no tienen fe! ¿Cómo pueden soportar estas amargas separaciones, si no mitiga su dolor el bálsamo suavísimo de la fe y de la esperanza, aplicado a la abierta llaga, por el amor de Dios?”

Experiencias Espirituales, f. 578.

Entre el cielo y la tierra…

1830 IMG_0312 (3)“Si Jesús sabe colmar de caricias, sabe también hacer partícipe a quien ama de su cáliz de dolor. El alma tiene que ir pasando por todas las etapas de la vida espiritual hasta llegar a sentir como el abandono de Dios, el verse, por así decir, suspendida entre el cielo y la tierra por un hilito que el menor viento puede tronchar. Pero es aquí donde la fe, la esperanza, toman su parte muy activa, y si la fe la hace esperar contra toda esperanza la confianza, a pesar de la horrible obscuridad, la deposita en los brazos misericordiosos de un Dios que es siempre amor; que jamás abandona el alma que confía”.

Autobiografía.

Madre mía…

1816 05-12 a las 12.46.05“Fue ella, la dulce María, la Reina del cielo, la que fue esta vez más que nunca la Madre mía; si llena de dolor y angustia me dio a luz en la cumbre del monte Calvario, cuando agonizaba su Hijo, bañando mi alma con la sangre redentora y haciendo míos todos sus méritos; en esta ocasión, me dio a luz, por así decir, en una irradiación de amor, de amor guadalupano, allá, por el año de 1924, cuando celebraba México el primer Congreso Eucarístico”.

Experiencias espirituales.

No quejarnos por cosillas de poca monta…

1777 IMG_2893“Pidamos a Dios por todas las personas que sufren tras las cortinas de hierro, en los hospitales, por las que han tenido que huir de sus países por no poder soportar los regímenes comunistas; por los huérfanos de las guerras, las viudas, los que no tienen un bocado que llevar a la boca, las innumera­bles familias sin techo. Sabiendo esto, ¿tendríamos nosotros valor de quejarnos por cosillas de poca monta?”

Carta colectiva desde Roma el 5 de enero de 1979.