Cosas grandes o pequeñas…

2259.jpg“Cada vez que por amor hacemos cosas grandes o pequeñas, la gracia Divina crece en nuestro corazón”.

Carta colectiva desde Roma en febrero de 1977.

Para alcanzar la santidad

2244 Teresita.png“La vida espiritual y de santidad es de negación, de donación total, de amor. No de querer hacer aquello que más satisfaga mis gustos personales.”

Carta Colectiva de Agosto 1968. f. 3760.

Enriquecer a los demás…

2231 Rostro en presencia de Dios.jpg“Tenemos en nuestras manos todo lo necesario para enriquecer a otras muchas almas; tenemos la obligación de ser luz e irradiar esa luz sobre las almas que Dios ha vinculado a nuestra vida”.

Carta Colectiva sin fecha, f. 3060.

Actuar siempre con espíritu sobrenatural

2117 1976N.M.en Japón c.jpg“Nunca abandonen el espíritu sobrenatural con que deben trabajar en favor de sus hermanos, para que Dios les bendiga siempre, como se lo pide su madre que les desea todo bien y se encomienda a sus oraciones”.

Carta a las hermanas de Indonesia, Roma a 19 de abril de 1974.

Almas agradecidas…

2037 Captura de pantalla 2016-12-13 a las 10.23.30 AM.png“Ser almas agradecidas es un don de Dios”.

Carta colectiva de Febrero de 1980.

Sembradores de paz…

2026 IMG_5052.PNG“A vivir esa santidad que no se logra jamás en el egoísmo, en el buscarnos a nosotros mismos, en el querer darnos gusto; sino, en el espíritu de penitencia, en el negarnos a nosotros mismos, en el vivir esa oración de San Francisco: «Que donde haya odio siembre la paz, etc. etc.» y la síntesis del espíritu de nuestra familia misionera: ALEGRÍA SERÁFICA EN NUESTRA DONACIÓN TOTAL Y GENEROSA A DIOS Y A LAS ALMAS».

Carta colectiva de octubre de 1968.

Ángeles de paz y abnegación…

2021 Beata.png“Para poseer la paz en su plenitud, para difundirla, para contagiarla, para que sea como una estela que se deja a nuestro paso, hay que vivir en un ambiente de «abnegación», saber vivir alegremente para los demás, saber ser el ángel de las pequeñas tensiones, de los pequeños sacrificios que se presentan continuamente en la vida religiosa y en la vida de familia”.

Ejercicios Espirituales de 1941.