Eternidad…

2221 IMG_6907.JPG“La eternidad no me bastará para entonar ese cántico del reconocimiento; quisiera empezarlo en el tiempo y enseñar a infinidad de corazones a que lo hagan también”.

Experiencias Espirituales, f. 524.

La bondad de Dios…

2015 Annie.jpg“Mi corazón, mi alma, mi ser todo se regocijan al pensar en la bondad de Dios, desde toda la eternidad me tuvo presente. Desde que Él existe, eternidad sin principio, ya pensó en mí, ya me veía convertida en criatura racional, dotada de una inteligencia capaz de amarle y servirle, capaz de comprender el grande e inmenso beneficio que me preparaba al darme el ser”.

Ejercicios Espirituales de 1943.

Desde siempre y para siempre…

1764 img079“Desde tu eternidad, te recreabas, Verbo divino, con las montañas, las llanuras, los bosques, los mares de todas esas regiones de infieles, porque en todas esas partes veías tus precursores llenos de fe y anhelos santos, precederte, para facilitarte después tu entrada triunfal”

Estudios y meditaciones, f. 641.

La Santísima Trinidad y su plan de salvación…

1744 IMG_0845 (1)“Todo el drama de la vida del Hijo de Dios, vivía latente en la mente de la Santísima Trinidad; es por eso que, desde toda la eternidad, fue misionera.”

La Santísima Trinidad Misionera.

1684 Navi 34“Al correr de los siglos, nuestro Señor quiere mostrar a las multitudes, todo lo exquisito de su amor”.

Ejercicios Espirituales de 1940.

El tiempo es cortísimo…

1676 Adviento espera“Ánimo hijos para luchar, para trabajar por él, para vencer aún en medio de las dificultades. El tiempo es cortísimo comparado con la eternidad ¿qué son 100 años? y además, no sabemos los años que tendremos de vida, no sabemos cuando nos sorprenderá la muerte”.

Carta colectiva de mayo 19 de 1960.

Encarnación de Jesús en la Eucaristía…

1654 Advent 4“¡Encarnación de Jesús en la divina Eucaristía! ¡El más sublime misterio de amor que pudo idear Jesús! No se contenta con encarnarse una vez, sino que, pasando por encima de los olvidos, de los desprecios, de las humillaciones que esto le acarreará, por la virtud de su inmenso poder y de su ardiente amor por los hombres, se encarna en la sagrada Hostia, Encarnación que se perpetuará, por ministerio de los sacerdotes católicos, hasta la consumación de los siglos”.

Experiencias Espirituales.