Una sana convivencia…

2241 Con los muchachos.jpg“Saber convivir siempre y afablemente con todos, haciendo de cada casa un verdadero paraíso de paz, alegría y amor fraterno”.

Carta colectiva en octubre de 1979.

Abrazar a todo el mundo…

2064 Captura de pantalla 2017-01-10 a las 5.09.47 PM.png“El misionero debe abrazar espiritualmente a todo el mundo, a todos sus hermanos y bañarles cada día con sus oraciones, trabajos sobrenaturalizados y callados sacrificios.

Carta de 1967.

Verse siempre con ojos nuevos…

1954-inesianas“La unidad no se rompa jamás. Al contrario… sea más intensa, nada más ver siempre el bien de sus hermanos, olvidándose del propio: al despertar, ver al hermano con ojos nuevos, olvidándose del roce si he tenido; no a las críticas destructivas, alegría”.

Carta a un grupo de hermanas Misioneras Clarisas el 10 de Enero de 1970.

El cumplimiento del deber…

1941 Lunsar“Espero y pido a Dios, que en todas nuestras casitas, no haya habido ninguna dificultad, que cada uno de los hijos sea eficaz en el cumplimiento de su deber, pero uniendo la eficacia a la comprensión respecto a los demás, a su paciencia por enseñar a los que no saben…”

Crónica de 1959.

Soportar y soportarnos…

1899 NTRA. MADRE“No solamente tenemos que soportar, sino que también tienen que soportarnos a nosotros. Y esto es la caridad y la alegría que espera Nuestro Señor. Saber disimular defectos ajenos, disculpar hermanos y amarlos”.

Carta colectiva de Enero de 1969. Cuernavaca.

El amor infinito de Jesús, hermano…

1668 Diapositiva1 2“¡Cómo me conmueve el amor infinito de mi Dios! ¡Qué afán en querer asimilarse a sus criaturas! En ser una sola cosa con ellas, conmigo. Sí, así es por la fe, por la gracia, por ese creer en su palabra divina. La misma sabia corre por las venas de Jesús y por las mías, somos hermanos”.

Mi Dios y mi Todo.

La Pasión de Jesús…

1524 Conquista el mundo para Cristo“Toda la Pasión de Jesús no tuvo otro objetivo, que la gloria de su Padre, y la salvación y santificación de las almas de sus hermanos, a quienes había venido a salvar.”

Ejercicios Espirituales de 1940.