En este valle de lágrimas…

2590 Bodas plata N.M. detalle.jpg“No todo es gozar. Se sufre también. Mientras estemos en este valle de lágrimas, no podemos menos que sufrir; pero se ama el sufrimiento, cuando se sabe que con él compramos almas y nos asemejamos a Aquel que sufrió y se entregó por nosotros. De esta manera se goza en medio del sufrimiento, y se canta en medio de las lágrimas que algunas veces quieren asomar a sus ojos”.

Escrito de 1955.

Anuncios

El contraste…

2555 Copia de VC México.jpg“Cuando Nuestro Señor me hace sentir, por así decir, en todas mis potencias y sentidos, en mi corazón y mi alma, la intensidad de mi miseria, es cuando más gozo; pues poniéndolas de parangón con sus infinitas perfecciones, hallo que soy atraída hacia Él, precisamente por el contraste, porque su Misericordia encuentra pábulo más que suficiente al fijarse en mí”.

Ejercicios Espirituales de 1943.

Jesús Sacramentado…

2554 Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.14.14.png“Jesús Sacramentado: nuestro Amor y nuestro gozo”.

Carta colectiva.

Nos es necesario el sufrimiento…

2549 bf131f4e-730d-4eb1-ba99-770da9fce4a3.jpeg“Debe ser un gusto para cada uno de nosotros una inmensa alegría, cuando Dios nos hace sufrir; no lo hace por gusto de hacernos sufrir, sino porque nos es necesario el sufrimiento para nuestra purificación individual y colectiva. Ojalá que siempre demos acogida cordial a la cruz, que llama a nuestras puertas”.

Carta colectiva de mayo de 1965.

En torno a los milagros de Jesús…

2546 china poblana.jpg“Recordaré siempre ante el Sagrario, para explayar mi alma en el alma de Jesús, aquellos gritos de fe, que Jesús recogió durante su vida, y que tanto lo llenaron de gozo; los que pagó, por así decir, con estupendos milagros”.

A mis queridas compañeras de la Acción Católica.

Entregarse a Dios…

2475.jpg“El goce del alma que se entrega a Dios, que le ofrenda en aras de su amor su virginidad integral, exhalando su perfume en el huerto cerrado del Esposo de las vírgenes, no tiene límites, porque tampoco tiene límites su sacrificio, el cual se renueva cada día, en la alegría de su corazón”.

Escritos, Doc. 496, f. 1385.

Aquellas palabras que nos harán felices…

2423 1980 Nov. Diciendo adiós a sus hijas japonesas x detalle.jpg“Que al fin de la jornada, merezcan escuchar de los labios Divinos de Cristo, aquellas palabras que las harán felices por toda una eternidad: «Sierva buena y fiel, pues lo fuiste en lo poco, yo te constituiré en lo mucho, entra en el gozo de tu Señor”.

Carta a unas religiosas.