Jesús nos espera en el Sagrario…

2265 dirigiendo el Oficio Divino 55.jpg“Y en el Sagrario, en la Capilla, está Jesús que «vive continuamente interpelado por nosotros», aplacando la ira de su Padre, recibiendo a todos los que acudimos a Él con confianza de hijos, prodigándonos sin cesar sus beneficios a todos los que se los pedimos, escuchando nuestras cuitas, dándonos valor en los desfallecimientos, llamando a los pródigos, recibiendo nuestras alabanzas, nuestro amor, nuestra gratitud, nuestros deseos, escuchando nuestras súplicas, nuestros anhelos; en fin, siendo el amorosísimo Padre, el amante Esposo, el Amigo fidelísimo, el Hermano cariñoso, el Dios de toda bondad y de toda consolación; el Dios infinitamente misericordioso que, con los brazos extendidos espera a los pecadores para estrecharlos contra su Corazón y darles el ósculo de reconciliación, admitiéndolos en amistad y gracia”.

Meditaciones.

 

Ideales…

2243 IMG_1776.JPG“Gracias a Dios hay almas que tienen grandes ideales de perfección; no nos quedemos nosotros medianos”.

Carta colectiva desde Karuizawa, Japón, el 14 de mayo de 1957. f. 3232.

Aprovecharnos y ser agradecidos…

2235 gedc0193_0003.jpg“Cuando sabemos aprovecharnos y ser agradecidos, esa misma gratitud debe lanzarnos y esforzarnos más a la lucha diaria por alcanzar la meta que nos propusimos al dejarlo todo para darle gloria a Dios y poblarle el cielo de innumerables almas”.

Carta colectiva sin fecha.

El divino jardinero…

228 Con flores 7785.jpg“¡Si yo, pequeña y miserable gozo al ver el progreso en una plantita que he cuidado!, ¡cuánto mayor no será el del divino Jardinero, que sólo por atenderme, y cuidarme, ha dejado su hermoso cielo”.

Cinco Cuadernitos.

Agradecer a Jesús Sacramentado…

2182 Así.png“El alma de todo apostolado y contemplativa, es la que, después de un beneficio recibido, de una conversión alcanzada, o de una profunda pena, va inmediatamente a los pies de Jesús Sacramentado”.

María ha escogido la mejor parte.

Aceptación…

2155 1958 octubre. Vista Jerusalén N.M..jpg“Si no te regala Jesús con sus consuelos, acepta ala aridez con humildad y gratitud, reconoce sencillamente que tú nada mereces, que demasiado hace Él tolerándote en su presencia”.

Lira del Corazón.

Dichosos…

2095 Basílica.jpg“Qué dichosos se sentirán aquellos corazones cuando, viendo rotas las cadenas de la esclavitud de sus pasiones, de sus vicios, de sus falsos dioses; enamorados de tu hermosura, nadando en tus misericordias, plenos de agradecimiento, ardiendo en amor por ti, digan como el salmista: «Oh Señor, siervo tuyo soy… Tú rompiste mis cadenas. Te ofreceré un sacrificio de alabanza e invocaré tu santo Nombre»”.

LIra del Corazón, p. 170.