Cuando las cosas no van muy bien…

2540 IMG_2897.JPG“Cuando te sobrevenga una humillación o una reprensión, o cualquiera otra cosa desagradable a la naturaleza, lejos de quejarte, de manifestarte resentido, ve inmediatamente ante Jesús Eucaristía y, en un himno de gratitud, agradécele muy de corazón todo aquello que hiere tu amor propio, y que tan propicio es para purificar  y santificar tu alma”.

Lira del Corazón, pág. 75.

Anuncios

Las almas humildes…

2537 PDVD_086.jpg“¡Es muy hermoso, hijos, comprobar nuestra propia miseria! Vale tanto esto a los ojos de Dios.  Pero sobre todo cuando, al aceptarla, nos gozamos de vernos miserables, para de allí volar a los brazos de Dios y abandonarnos en él, esperarlo todo de él, y ofrecerle nuestras caídas y reticencias, pero tratando de superarnos. ¡Cuánto ama nuestro Señor a las almas humildes!”

Carta sin fecha.

Esperarlo todo de Dios…

348 1972 N.M. preside Cap. Reg. Cuer. 1 c.jpg“¿Qué no puede esperar una vil criaturilla, si con humildad pide al Dios omnipotente y misericordioso que la crió?”

Ejercicios espirituales de 1933.

En las huellas de Cristo…

2492 jul 12.2011 004.jpg“Para que mi pie quede exactamente en la huella suya, es necesario que reciba todas esas menudencias de la vida religiosa con la mansedumbre, con la paz, con la humildad que Él recibió todo en su vida”.

Meditaciones.

Aprended de mí, dice Jesús…

2445 Nuestra Madre Fundadora.jpg“Y en la Divina Eucaristía, es también este su continuo grito: «Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón».

Estudios y meditaciones.

Evangelizar con la vida oculta…

2419 1976 N.M. viajando a Indonesia c.jpg“Había venido a evangelizarnos con su palabra y ejemplo, y para darnos ejemplo de humildad, de sujeción, de docilidad, empleó nada menos que 30 años”.

Cartas.

Sin humillaciones no hay humildad…

2418  1951 N.M. con bienhechoras en Los Mochis..jpg“Sin humillaciones no hay humildad y Nuestro Señor hace que nos las suministren, para que aprendamos a doblegarnos y sobre todo con el conocimiento de nuestra propia miseria… esa miseria que, a las veces, hasta a nosotros nos causa asco”.

Cartas.