El rezo de la Liturgia del las Horas…

1749 María Inés Teresa y la Sagrada Escritura“Si el Oficio Divino, según san Benito, es la obra de Dios por excelencia, y una deuda, o salario que debemos pagar a Dios a título de siervos suyos, se deduce que, en ninguna parte tanto como en tierras de infieles, es necesario pagar a Dios esa inmensa deuda, de esos pobrecitos que aún no se tienen por siervos del verdadero Dios, siendo esta una manera muy eficaz de atraer sobre esas tierras las miradas de ternura, de amor, y de perdón de la Santísima Trinidad.”

Experiencias espirituales.