Luchar contra la mediocridad…

1156 303687_491119274236550_709955871_n“La mediocridad en la virtud no puede satisfacer mi alma, tú la hiciste Señor para algo más grande: para asemejarse a ti, ya que tú me inspiras estos deseos grandes y generosos, dame tu gracia Señor, ayúdame en todo momento, para que amándote, sobre todo con obras, llegue a ser tu consuelo y tus delicias”.

Ejercicios Espirituales de 1933.