La pobreza es un signo…

1912 Dos beatas“Nuestra pobreza es muy especial, y tiene sentido de signo, de mortificación y de amor”.

Carta colectiva del 4 de octubre de 1978.

El valor misionero de la mortificación…

1488 N.M. en Japón con Mons. Tatsuo Doi“Siempre seremos evangelizadores, si sabemos mortificarnos por amor”.

Carta colectiva de septiembre de 1978.

Una generosidad muy grande, mortificación y espíritu de oración…

1427 varias etapas“Dame Dios mío generosidad muy grande, espíritu de continua mortificación y el don de la oración continua, humilde y confiada, para salvarte muchas almas…”

Ejercicios Espirituales de 1933.

El ayuno…

1369 María Inés Teresa Arias Schif 98712146“El ayuno es un medio poderoso para alcanzar la conversión de los pecadores. Recuerda que dijo el Maestro: “esta clase de demonios no se arroja sino con la oración y el ayuno”. Y con el ayuno toda mortificación corporal pero sobre todo espiritual, es muy útil a las almas”.

Lira del Corazón, pp. 29-30.

Ser heraldos del gran Rey…

1200 Expo“El alma contemplativa, más que ninguna otra, en esa oración recogida y silenciosa ha sabido encontrarse; y de hecho se ha encontrado con todas sus miserias, sus malas inclinaciones, sus tendencias, sus pecados, sus innumerables defectos; de ahí la desconfianza de sí misma, la contrición de sus culpas, ese arrojarse en el Corazón de Jesús para que sus llamas la purifiquen, ese reconocimiento inmenso al verse el objeto de las predilecciones de su Dios, y ese querer, con intensidad de deseo, ser el heraldo del gran Rey en los cuatro confines del mundo, para que todas las almas puedan gozar de la dicha de pertenecer a un Soberano tan magnánimo y tierno”.

Consejos.

 

No a la desconfianza…

1106 IMG_0845 copia¡Jamás y muy lejos de mis hijos la desconfianza ingrata que hiere el Corazón de Dios! Que cada uno de sus pequeños corazones reboce confianza, gratitud, amor. Y que estos sentimientos se conserven a pesar de la aridez, a pesar de ese no sentir hacer ni querer nada, ya que la realidad de las cosas no está en el sentimiento, sino en la voluntad.”

Consejos.

Invitación a imitar a santa Teresita…

1096 Dos misioneras“Santa Teresita pudo decir: «que había llegado a no poder sufrir, porque le era dulce todo padecimiento». Esto no quiere decir que no sintiera, y le doliera, era una alma muy sensible, pero porque supo siempre que, con sus sufrimientos, compraba almas para el cielo y consolaba a su amado dueño»”

Carta a una de sus religiosas el 10 de diciembre de 1969.