Por los niños…

2245 Sposo.jpg“En estos tiempos tan horribles para la niñez, deben los padres de familia poner ante sus hijos una muralla que los defienda de ese oleaje corrompido; y esta muralla no es otra que la oración”.

Carta a su hermana Lupita, 1 de enero de 1935.

Anuncios

Una lucha continua…

2203  Luisito en el Ave María.jpg“Si luchamos estamos mereciendo y agradeciendo a Dios. Aunque caigamos, nos levantamos rapidito como hacen los niños y… como si nada hubiera sucedido. Adelante con alegría y paz”.

Carta Colectiva de noviembre de 1963.

Al corazón de los niños…

2171  2017-06-07 a la(s) 10.30.08 AM.png“Quiero llevarte al corazón inocente de los pequeñitos, al de los agonizantes, de los que sufren, de los que viven sin consuelo”.

Experiencias Espirituales.

Misioneros desde pequeños…

2144 misioneritas.JPG“Por lo que me dicen en sus cartas me doy cuenta del amor que ya desde pequeñas tienen a las almas, y me ha dado mucho gusto ver que se van haciendo misioneras”

Carta a las alumnas de una primaria. Cuernavaca, Mor. febrero 4 de 1965.

Amor Eucarístico…

1846 Amor eucarístico“Es mucha alegría para mi saber que continúan con sus adoraciones de los viernes primeros. ¡Bendito sea Dios! Y que tanto las personas grandes, como los niños continúan con esta devoción tan hermosa, y que tanto debe consolar el corazón adorable de Jesús”.

Carta sin fecha a las hermanas de Dublín, en Irlanda.

Las empresas que tenemos…

1525 Beata María Inés panes y peces“¡Y son tantas las empresas que tenemos emprendidas! Le enumeraré las más importantes: Las misiones, la santificación del clero, la salvación de México, la conversión de los pecadores, la santificación de mi familia, la niñez y la juventud y ahora el aumento de gracias y santidad para esta comunidad que me ha recibido en su seno.”

Cinco Esquelitas.

Agradecer a los pequeños misioneritos…

1438 Gracias mil“Hace algunos días recibí sus hermosas cartitas y sus pequeños donativos; me dio mucho gusto ver cómo se entusiasman por las misiones, y cómo ya desde pequeñas desean trabajar, con oraciones, sacrificios y aun absteniéndose de algún dulce o de algo que les guste, para darlo a las misiones. Es verdaderamente hermoso ver cómo ya empiezan a amar a sus hermanos que no conocen, pero que aún se encuentran en las tinieblas del paganismo.”

Carta a las niñas del Colegio isabel la Católica, en abril 3 de 1961.