En el apostolado…

2581 N.M. con un niño negrito.jpg“Jamás olvidemos que sólo Dios con su gracia llega a las almas y las mueve, por lo tanto que no se reduzca el apostolado nunca a la acción y a los medios empleados, son necesarias siempre la oración y la unión con Dios; nosotros no pasamos de ser meros instrumentos que Él se dignó utilizar”.

Convocatoria al Capítulo General Especial en marzo 25 de 1968.

Anuncios

Urge que Cristo reine…

2574 Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.16.43.png“Es hoy más que nunca cuando «Urge que él reine», demostremos nuestra oración, nuestra entrega, viviendo intensamente nuestra vocación”.

Carta a las Misioneros Clarisas de Japón el 28 de agosto de 1971.

Escuchar la voz de Dios…

2572 Smile.jpg“Nosotros somos misioneros de acción, pero no olvidemos que ésta debe arraigarse en la oración, en la contemplación. De aquí nace la necesidad de ser silenciosos, para saber escuchar la voz de Dios que habla en la soledad del corazón”.

Cartas colectivas.

El trato personal con el Señor…

2560 MG_2899.JPG“Amar el apostolado, la salvación de las almas, solo es posible cuando no falta diariamente el trato personal con el Señor. Nos escogió para estar con Él y para anunciarle por todas partes”.

Carta a las Misioneras Clarisas de Japón en julio de 1977.

Conquistar almas para el cielo…

2557 tesoros.jpg“Si todos los cristianos debemos ser misioneros por la oración y el sacrificio; de manera especial las almas que hemos escuchado este llamado del Buen Pastor, para apacentar a sus ovejas, para llevarlas a pastos fértiles, escuchando la voz de todo un Dios Omnipotente que nos pide a nosotros, miserables, el que le ayudemos a tan hermoso afán, conquistar almas para el cielo”.

Carta colectiva, 22 de mayo de 1978.

Que todos los pueblos le conozcan y le amen…

2553 Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.38.44.png“Que tristeza que, en los lugares que Él santificó con su presencia adorable, sea tan desconocido y despreciado. ¡Misterios insondables de la predestinación! Roguemos mucho porque todos los pueblos le conozcan y le amen”.

Crónica de un viaje a Jerusalén en 1958.

Orar por uno mismo y por los demás…

2526 Recuerdos 91873657.jpg“No se necesita que la oración sea dulce y sabrosa; cuando él quiere regalar al alma con sus dones, a ésta no toca más que aceptarlos humildemente agradecida, y negociarlos en todas las formas que le enseñe la gracia, en bien de sus hermanos y de sí misma”.

Estudios y meditaciones.