Consagración y testimonio…

2056 Ese pequeño Niño.png“El mundo hoy y siempre tiene necesidad de ver en nosotros personas que, creyendo en la Palabra del Señor, en su Resurrección y en la vida eterna, entreguen su vida terrena para dar testimonio de la realidad de este amor que se ofrece a todos los hombres.

Carta del 24 de diciembre de 1977.

Anuncios

Caridad con los pecadores…

1951 2108.jpg“Nosotros, como misioneros. encontraremos grandes pecadores; cuanta caridad debemos tener con ellos, mediante la palabra inspirada de Dios, el sacrificio y la oración”.

Carta colectiva de Noviembre de 1977.

Una alegría muy especial…

1945 Captura de pantalla 2016-08-18 a las 9.02.54“Aprendamos a decir en cada circunstancia: «Señor, que quieres que haga». Para un alma un poco humilde siquiera, no hay jamás fracasos, puesto que de lo que parece un fracaso, hace actos de virtud y adhesión incondicional a la voluntad de Dios. Y en esto merece lo que ella ni se puede imaginar, siendo los principales frutos: la paz, la paciencia, la bondad, la caridad, mansedumbre, la fe en la Palabra de Dios, y una alegría que supera a todas las alegrías del mundo, porque esta alegría solo la da Dios a las almas de buena voluntad”.

Carta colectiva de septiembre de 1969 en Madrid.

Vivir solo de Cristo y para Cristo…

1784 Diava1 copia 2“Quisiera vivir solo de él y para él, como Magdalena, a sus plantas, escuchando las divinas palabras que salen de su boca, pendiente de esos labios que sólo tienen palabras de vida eterna”.

Estudios y meditaciones, f. 706.

La Palabra Divina…

1726 IMG_0200 (2)“Escuchando la palabra divina, penetrándose de ella, gustándola, rumiándola por el don de Sabiduría, viene el alma a despojarse del hombre viejo y a revestirse del nuevo, a hacer suyos los conceptos del Maestro, a apropiarse su lenguaje, sus sentimientos, sus modales. Llega a poder decir como san Pablo: «No soy yo quien vivo; es Cristo quien vive en mí».”

Estudios y meditaciones, f. 706.

Misioneros inseparables de Cristo…

1241 Nena y los hermanos“Seamos misioneros sí, con la palabra, pero seámoslo también con el testimonio, que cada misionero sea una manifestación continua, una Epifanía del Cristo que anuncia, de la salvación que espera. Que sea testigo alegre de la Resurrección. Que nada ni nadie le separe del amor de Cristo”.

Carta Circular del 26 de marzo de 1978.

Meditar el Nuevo Testamento…

765 El sol“Quiero recomendarles encarecidamente que una de sus meditaciones asiduas sea el Nuevo Testamento…De verdad que se extrae de la Palabra de Dios tan sabroso jugo, que llega el alma a enviciarse en su lectura, y es dulce refrigerio después platicar con su Esposo divino, aprendiendo a conocerlo mejor mediante la palabra de Dios.”

Consejos.