Alegría, sencillez y abnegación…

2364 Especial copia.jpg“Continúen alegres, sencillas, abnegadas. No permitan, hijas, que el demonio les quite la alegría, tan peculiar de nuestra congregación. El diablo no puede entrar en un alma espiritualmente alegre. Y, claro, el saber sonreír en toda circunstancia, penosa o alegre, el saber vivir el momento presente con la alegría de los hijos de Dios, con la alegría de las almas consagradas, será ya anticipadamente un paraíso en la tierra”.

Carta a sus hijas en Nigeria, 27 de feb. 1977.

Anuncios

Cualidades muy valiosas…

2249  Recibimiento en la región c.jpg“Que ni siquiera de pensamiento ofendamos jamás a nadie, que seamos respetuosos, bondadosos, sinceros y sencillos con cuantas personas tratamos”.

Carta a Misioneras Clarisas de California, el 9 de octubre de 1962.

Caridad en las cosas insignificantes…

2204 partiendo el pastel de B. oro c. madre x detalle.jpg“También es caridad, un aviso fraternal, recordar una advertencia, recoger un trapeador que se dejó olvidado y sin lavar; lavarlo y llevarlo a su lugar; recoger de algún rincón una basura que alguien olvidó, etc., etc.”

Ejercicios Espirituales de 1933.

El Misterio Pascual…

2158 Madre Inés y Van-clar BP (Prov 23,12).jpg“Vive cada día el Misterio Pascual, con gran amor, sencillez, alegría, misericordia con los que se acerquen a ti, dando vida”.

Carta a un seminarista.

Sentimientos de fe, esperanza y amor…

2152 1973 Lunsar Sierra Leone N.M. c.jpg“Cuando me sobrevenga cualquier ocasión y sobre todo, al pie del Sagrario, me ejercitaré en estos sentimientos de fe, confianza y amor, que arrebatan el corazón de Jesús, leyendo con mucha frecuencia los santos Evangelios para mejor penetrarme en su espíritu, conocer ahí más y más el corazón de Jesús, que se me retrata, en la sencillez de los relatos evangélicos, con toda su majestad, su misericordia, su ternura, su predilección por los pequeños y los pecadores”.

Cartas a familiares y amigos.

Sencillez, trabajo y sinceridad…

2087 Siempre sonriente.jpg“Perdónenme, en primer lugar, porque no les conteste de uno por uno. Aunque sí, a uno por uno bendigo siempre y les encomiendo en mis pobres oraciones. He tenido bastante trabajo, ya que estamos en esta casita muy poquitas, y aparte de que es mucha la correspondencia que llega, hay otras varias cosas urgentes y para el bien del instituto, que hacer. Sigo contando con sus oraciones, gracias.

Carta colectiva, Roma, a 24 de Julio de 1969.

 

El martirio…

2086 Captura de pantalla 2017-01-24 a las 5.45.18 PM.png“¡Si nos concediera Dios la gracia de ser mártires! Qué dichosos seríamos, ¿verdad?  Pero para ello hay que fortalecer la fe, afianzarla en la esperanza, y realizarla en el amor, viviendo con las virtudes que le son características al cristiano, sin buscar novedades que solamente llevan a las almas sencillas por desfiladeros que las hacen caer en rebeliones, desequilibrios, murmuraciones, en fin, en pecados que mucho ofenden a Dios y traen al alma de mal en peor, hasta perder muchas veces la vocación. Al contrario, afiancémonos en ella, y vivamos lo que le hemos prometido. Nunca es tarde para empezar de verdad. Pidamos todos esta gracia”.

Carta colectiva, 22 de junio de 1969.