Nuestro Señor no está donde reina la soberbia…

1914 Espigas“La obediencia no admite este género de disculpas: «—¡no lo hago porque sé que a los demás no les gusta!—» que en ese caso son manifestaciones del amor propio herido y Nuestro Señor no está donde reina la soberbia”.

Carta a las hermanas de Lunsar en Febrero 27 de 1977.

Anuncios

Ser dóciles a las inspiraciones de Dios…

1905 MUNDO“Sí hijos, sean dóciles a las divinas inspiraciones, no dejen que en ningún momento el egoísmo, el amor propio y de soberbia supere esos buenos sentimientos que hay en toda alma y que el Espíritu Santo nos hace descubrir y guía si nosotros sabemos ser dóciles a sus mociones y divinas inspiraciones”.

Carta, Noviembre de 1966.

Desterrar el egoísmo y la soberbia…

1433 Vanclaristas de Sylmar“Confiemos en Dios y desterremos de nuestra alma todo egoísmo, ese adorarnos a nosotros mismos creyéndonos insuperables, inigualables, llenos de dones, como el escriba del evangelio que subió al templo sólo a dar gracias a Dios por los dones que creía haber recibido, pero, lleno de soberbia. Sabemos la continuación.

Carta colectiva de junio de 1977.