Corresponder al amor de Dios…

1538“«Dios es mi Padre; a él me abandono, nada temo». Aquí está toda una teología de las tres virtudes teologales tan necesarias para la salvación y la santificación, a las cuales se añade, precisamente por la fe, la esperanza y el amor, el abandono total en un Dios que es amor y que nos ama, no por nuestras cualidades, sino porque es Salvador y le hemos costado mucho. ¿Sabremos corresponder a tanto amor?”

Carta colectiva, Roma, diciembre 1977.

Anuncios

La teología siempre es de hoy…

1297 Belia y Sara V.C. de El Tigre“No quisiera que vieras tus estudios de teología como algo «pasado» sino que siguieran siendo en ti una vivencia, y que esa tu gratitud hacia Dios y la congregación esté siempre presente, como creo que lo está. ¡Es tan bonita la gratitud! Pero cuántas veces escasea…

Carta colectiva desde Roma en julio de 1979.