Hacer mucho bien…

1928 Casa Madre“Sin salir de nuestra espiritualidad propia, y siguiendo el espíritu que Dios ha marcado a esta su Familia Misionera, que Él quiso que existiera en su Iglesia Santa, podemos hacer mucho bien a nuestros hermanos en cada país y sin seguir modalidades estrambóticas que no pegan con nuestro espíritu y mucho menos con el espíritu que Dios quiere que le sirvamos”.

Carta colectiva desde Roma, Junio de 1978.

Anuncios

Paz, sencillez, docilidad…

1833 En AFRICA“Que no se perturbe la paz, que todos sean sencillos y dóciles”.

Carta a una comunidad el 4 de febrero de 1957.

Las obras de cada quien…

1831 IMG_2702“Cuando ustedes se presenten ante Dios a darle cuenta de lo bueno y lo malo que hayan hecho; estarán sólo sus obras; y en esta vida contamos con la infinita misericordia de Dios y con el amor ternísimo de nuestra dulce madre y reina Santa María de Guadalupe”.

Las Bienaventuranzas.

Cada alma es una historia de la misericordia de Dios

1821 Eduardo y María Inés Teresa“¡Cada alma que amas Jesús, y que corresponde a tu amor es una historia deliciosa de tu misericordia, de tus ternuras! Es la página más hermosa de tu misma vida, si me permites la expresión, porque en ella haces derroches de tu ciencia por excelencia, que es amar, darte por entero, entregarte sin reserva, para que las almas también se te den, se te entreguen sin reservas; eres el Mendigo del amor”.

Experiencias espirituales, f. 538.

El amor de Dios es infinito…

1706 Captura de pantalla 2015-12-12 a las 2.32.21 p.m.“Siempre he creído en ese amor infinito, lo he palpado, lo he saboreado, lo he gustado con inefable complacencia, me he sentido saturada de él.”

Carta al director espiritual el 17 de junio de 1948.