Ver por los demás…

2330 Capilla Casa Madre 1.jpg“Le pido a Nuestro Señor que siempre trabajen unidos, llenos de comprensión los unos para los otros, y cada uno olvidándose de sí mismo, para ver por sus hermanos”.

Carta a la comunidad de Lunsar, marzo 4 de 1977.

Anuncios

Un solo corazón…

2287 IMG_6867.jpg“Ser siempre un solo corazón, un solo pensamiento, para que unidos por los brazos de la caridad de Cristo se logre, a través de la oración, y siendo almas de vida interior y vida ejemplar y fervorosa, atraer almas, alcanzar del cielo la luz, al gracia, la fuerza para las necesidades, la paz para el mundo tan lleno de calamidades y hostilidades”.

Carta a hermanas de Japón, junio de 1966.

Santísima Trinidad…

2237 luz.jpg“La fe católica nos pide que adoremos a un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad”.

Breve Estudio sobre el Credo.

Una alcancía especial…

2142 Eva.jpg“Alguien me escribe hermosamente «quisiera hacer una alcancía de sacrificios grandes o pequeños, oraciones, etc. para que siempre haya unidad, no sólo unión, en nuestra comunidad». Que todos tengamos éste precioso ideal, y llegaremos a la cumbre de la santidad, no solamente de manera individual sino también colectivamente”.

Carta colectiva de febrero de 1964.

Saberse aceptar y disculpar…

2114  en el Scifi.png“Mucho les encargo, hijos, la unión, el olvido, el saberse aceptar y disculpar. Cuantos méritos hacemos cuando ejercitamos estas virtudes tan hermosas y tan del agrado de Dios nuestro señor ¿verdad?”

Cartas.

Verse siempre con ojos nuevos…

1954-inesianas“La unidad no se rompa jamás. Al contrario… sea más intensa, nada más ver siempre el bien de sus hermanos, olvidándose del propio: al despertar, ver al hermano con ojos nuevos, olvidándose del roce si he tenido; no a las críticas destructivas, alegría”.

Carta a un grupo de hermanas Misioneras Clarisas el 10 de Enero de 1970.

La celda interior…

1942“Procurarás no salir de la celda interior que debes construir en tu corazón; porque de esa vida contemplativa, de esa unión con Dios Nuestro Señor, de esa vida de intimidad con la Santísima Virgen, deberás sacar todas las gracias que necesitas para santificarte”.

Lira del Corazón, p. 43.