Imitar las virtudes de Cristo…

2299 IMG_5013.JPG“Ahora que están jóvenes traten de imitar esas virtudes inherentes al nacimiento de Cristo que siendo rico teniendo todo en el cielo, por amor a nosotros quiso venir al mundo en forma de hombre, pasando por todas las penalidades que pasa cualquier hombre, excepto el pecado, y nada más porque nos ama y quiso así por ese camino penoso abrir el cielo para todos nosotros.”

Carta a los Vanclaristas de California, Roma Italia. Diciembre 7 de 1971. f. 3979.

Anuncios

Los Vanclaristas y el testimonio de vida…

1037 Mausoleo Nuestra Madre“Con cuánta gratitud debe el Vanclarista vivir su vida de dar testimonio de que Cristo ha venido al mundo. Por su vida cristiana, pero verdaderamente cristiana, evitando todo pecado mortal y aún venial y así poder de verdad sembrar y ser instrumento de Cristo no sólo cuando van a misiones, sino siempre, ya que la principal misión del Vanclarista es dar testimonio de vida cristiana”.

Carta colectiva desde Roma Italia, en Diciembre 7 de 1971.

Un reto para Van-Clar…

1014 En la Iglesia siempre“Están muy bonitas las crónicas de Vanclar de Acapulco. Me maravilla, así como me dicen que también los padres y el señor obispo están maravillados de que, sin estar nosotras ya en este puerto, nuestros chicos y chicas sigan portándose a la altura de su vocación; ¿qué, de entre ellos, no saldrán vanclaristas consagrados?”

Van-Clar…

643 Con los muchachos“Queridos Vanclaristas: Un saludo cordial para cada uno de ustedes en quienes tenemos cifradas grandes esperanzas y apoyo para nuestras labores misionales en las que desde siempre han tomado parte generosamente.”

Carta al grupo misionero de Van-Clar, f. 4105.

Gratitud a los laicos…

“Doy las gracias desde el fondo de mi corazón a todos y cada uno de los muchachos y muchachas que integran el círculo, y que tanto empeño tienen en ayudar a nuestras misiones necesitadas. Yo sé, con toda seguridad, que Dios no se quedará con nada de lo que ustedes han hecho, y que cada uno de sus esfuerzos, de sus sacrificios, de sus cansancios, ya están anotados en la eternidad.”

Carta a Vanclar de Gardena desde Cuernavaca el 7 de enero 1969, f. 3807.

 

Meditar en el nacimiento de Cristo…

“Cuántas lecciones podemos aprender al meditar en el nacimiento de Cristo, cuántas cosas debemos imitar de él, y esto no piensen que es para las religiosas y sacerdotes, no, es para todos. Ahora que están jóvenes traten de imitar esas virtudes inherentes al nacimiento de Cristo que siendo rico teniendo todo en el cielo, por amor a nosotros quiso venir al mundo en forma de hombre, pasando por todas las penalidades que pasa cualquier hombre, excepto el pecado, y nada más por que nos ama y quiso así por ese camino penoso abrir el cielo para todos nosotros.”

Carta a los Vanclaristas de California, Roma Italia. Diciembre 7 de 1971. f. 3979