Experiencias de misión…

2077 Captura de pantalla 2017-01-24 a las 5.27.59 PM.png“Nuestros vecinitos que ya se han familiarizado con nosotras, se han dado cuenta que no hay tal cosa y que al contrario, las «dotey sama», como ya nos llaman, y es el nombre con que suelen designarnos las personas cultas, católicos y no católicos, son amigas de los niños los aman y desean su bien; ya tenemos muchos que vienen a estudiar el catecismo y también señoritas y jóvenes. Pidan a dios alcancen todos la gracia del bautismo”.

Carta colectiva desde Japón en Mayo de 1953.

Anuncios

Todo por amor a Dios…

2076 Pura de pantalla 2017-01-24 a las 5.39.44 PM.png“A las 7 paró, ancló el barco. Dicen que probablemente no entraremos sino hasta mañana. Así es que a dormir otra vez en nuestro camarotito apestosito. Todo sea por amor de Dios.

Carta desde un barco, rumbo a Japón. Mayo 7 de 1953.

Agradecer a Dios todo…

2054 Captura de pantalla 2016-12-25 a la(s) 17.32.23.png“Ya tengo todo el bagaje listo. Laus Deo et Mariae. Un Te Deum en acción de gracias les pido por este viaje tan feliz que nos concedió nuestro Señor”.

Carta de Mayo 7 de 1953.

Algunas recomendaciones al viajar por carretera…

1439 NMNMNMNB“Hay que rezar, estudiar un poco en los viajes, y también platicarles otro poco —a los choferes—, para que no resulte tan pesado, sobre todo en donde el trabajo misional por carretera, es todos los días.”

Carta colectiva de febrero de 1961.

Aprovechar los viajes misioneros…

1233 IMG_0374“Ante todo deben hacer de los viajes un himno de gratitud y de amor a Dios, ya que la naturaleza se presta admirablemente a estas elevaciones del alma”.

Carta Circular del 8 de septiembre de 1955.

Distinguirnos en el amor exquisito…

A bordo del barco a Japón“Está el mar tranquilo… A ver qué dice Dios para delante. En todo el barco somos las únicas personas que creemos y amamos a Dios. Cómo quisiera amarlo con amor infinito para indemnizarlo. Cómo quisiera que nos distinguiéramos en ese amor exquisito que no pesa las dificultades, que no calcula, que no se turba ante el sufrimiento, que se da por entero, si no con una alegría sentida, sí con una alegría con Jesús”.

Carta a una religiosa el 11 de febrero de 1953.

No sabemos ni el día ni la hora…

616 Sin fronteras

“Apenas anoche oí por radio, que un avión que despegaba en New York, con 83 pasajeros e iba rumbo a Los Ángeles, explotó, y se ardió todito, y murieron los 83 pasajeros y los 3 pilotos… ¿Te imaginas? Cada vez que viajo, sobre todo en avión, pienso si no será ya mi último viaje, y hago confesión general antes de la salida, y me encomiendo mucho a Dios y hago actos de contrición perfecta ya en el avión, muchas veces, porque… no sabemos ni el día ni la  hora”.

Carta a su hermana María Teresa desde Cuernavaca, en marzo 2 de 1962.