Para seguir a Cristo dejándolo todo…

2878 MG_8689.PNG“El decir un adiós, cuando lo cree uno definitivo a unos padres que tanto se han amado, cuesta sangre del alma; sólo un Dios que es fuerza, sólo un Dios que es Amor, sólo un Dios que tiene derecho a pedir, puede decir como a Jacob: sal de tu tierra, de tu casa, etc. y sigue por el camino que yo te mostraré”.

Autobiografía.

Anuncios

Vocación misionera…

2824 ja04^049x.jpg“Mi vocación fue ser misionera; y por eso me encerré en el claustro, sabía que la oración los sacrificios salvan más almas que todo lo que se puede perorar, todo lo que sea acción”.

Autobiografía.

De tejas arriba…

2786 MG_0098~photo.jpg“Hay cosas y hechos que sólo las puedo comprender, como vulgarmente se dice: «de tejas arriba», ya que de tejas abajo cuántos elementos humanos han intervenido para que esto se derrumbe, para que esto perezca, para que se destruya para siempre”.

Autobiografía.

Agradecer la bondad de Dios…

2783 Escogiendo uvas con capitulares. c.jpg“Él fue tan bueno con esta pobre que escribe, que cuando se acrecentaban las dificultades, cuando las angustias crecían, cuando las ingratitudes traspasaban el corazón, cuando… sólo él sabe cuántos… cuántos me concedió en su infinita misericordia; una fe inmensa en él”.

Autobiografía.

Realización en el seguimiento de Cristo…

2780 MG_1518~photo.PNG“De allí que después al calor de la oración, del mismo trabajo manual tan pesado que tuvo casi toda mi vida de claustro, fueron como el móvil, en cierto sentido, que me fue llevando a realizar esto que ahora soy Misionera Clarisa”.

Autobiografía.

Experimentar la pobreza…

2778 IMG_0040~photo.JPG“La comunidad, recién llegada al exilio, estaba muy pobre; yo pasé muchas hambres, pero esto no me importaba; eran sacrificios para comprar almas para el cielo. Después de los aseos de la casa, a una compañera, la única que me tocó en el postulantado y yo [a mí] nos pusieron a hacer costuras ajenas que pagaban bien de una tienda, pero este trabajo se hacía sentadas en el suelo. Para mi actividad, todo el día sentada y por añadidura en el suelo, era sumamente cansado”.

Autobiografía.

La alegría de la vocación…

2776 adada35c6d65f-dfff-4291-8a32-11c4e12f8278.jpeg“No se puede negar que se siente el corazón partido al dejar seres tan amados; pero también es verdad que Dios llena todos esos huecos y cuando se va a un cierto lugar a encontrarse con el Amado del alma para realizar con él, mediante los tres votos de castidad, pobreza y obediencia, los desposorios divinos, es una dulzura, una paz y una alegría espiritual que sólo las almas que lo han experimentado pueden comprender”.

Autobiografía.