Comunión espiritual…

2130 A bordo del barco a Japón.jpg“Hice intención de oír mi Misa, poniéndome en espíritu en todas las Iglesias de la tierra donde en esos momentos se estuviera celebrando. Hice mi comunión espiritual y me sentía sumergida en ese océano de bondad y de ternura que es para todos los pecadores y para todas las almas que aman el Corazón de Jesús”.

Crónica de abril 22 de 1953 a bordo de un barco a Japón.

Anuncios

Pedir por los enfermos…

2030 IMG_4841.jpg“Mientras mis compañeros se fueron a conocer por allí, me quedé con mi Madre Santísima, y pude platicarle a gusto, me senté, cuántas cosas le dije, cuánto le pedí. Creo que no olvidé a ninguno solo. Y con empeño le pedí la salud de nuestros enfermos, sobre todo los más delicaditos… pido por todos y cuantas gracias necesitamos”.

Crónicas el viaje a Jerusalén en 1958.

Con nuestra Madre Santísima…

1973 IMG_5328.jpg“Pudimos estar más tiempo con nuestra Madre Santísima y decirle muchas cosas; creo también, que no se me olvidó ninguno de mis hijos, ni de sus necesidades, ni sus penas, ni sus tentaciones. Y por si faltó algo, le dije que Ella bien lo sabía y a su corazón lo dejaba”.

Crónicas del viaje a Jerusalén en 1958.

El cumplimiento del deber…

1941 Lunsar“Espero y pido a Dios, que en todas nuestras casitas, no haya habido ninguna dificultad, que cada uno de los hijos sea eficaz en el cumplimiento de su deber, pero uniendo la eficacia a la comprensión respecto a los demás, a su paciencia por enseñar a los que no saben…”

Crónica de 1959.

Tropiezos por falta de pobreza…

1916 Enfermita 1“La pobreza, si debe ser material desde su punto de vista, debe ser mucho más espiritual, y aquí abarca toda la vida del misionero, tanto en sus afectos como en esas pequeñas y pequeñísimas posesiones que el alma imperfecta suele agenciarse por sí misma, valiéndose de medios poco rectos. ¡Cómo resta vitalidad al alma! Por eso se detiene en el camino de la Santidad. Por esto también se va debilitando y perdiendo el amor a su vocación tan noble y santa”.

Crónica desde Asís, en 1958.

La exquisita caridad…

1906 Con hermanas y jovencitas seglares“Dios quiera que esa exquisita caridad que tanto deseo ver florecer y conservarse incólume en cada una de nuestras comunidades, sea lo que sostenga siempre el edificio espiritual de la santificación de todo miembro de nuestra familia misionera”.

Crónica de 1959.

El espíritu de pobreza…

1889 CALIZ Y PAN“Ahora les encargo mucho a todos, vigilen su espíritu de pobreza, de desasimiento y, en su santa Adoración, examinen minuciosamente cómo han practicado tan necesaria virtud. Si hay algo que corregir, que sea enseguida, que su vida sea límpida, transparente, sin tapujos, sin repliegues, sin escondrijos”.

Crónica desde Asís, Italia; en 1958.