La Iglesia necesita misioneros…

1540  25 feb. de 1957 Con N.M. en el barco rumbo a Japón“Dice san Pablo en su epístola a los Romanos que «la fe proviene de oír y el oír depende de la predicación de la palabra de Cristo». Por eso nos asegura en la misma Epístola que: «todo el que invocare el nombre del Señor será salvo; ¿mas cómo le han de invocar, si no creen en él? o ¿cómo creerán en él, si de él nada han oído hablar? Y ¿cómo oirán hablar de él, si no se les predica? Y ¿cómo habrá predicadores, si nadie los envía?» (Rm.10 13-15)”.

La Mies a la verdad es mucha.

Anuncios