Hacer con alegría la voluntad de Dios…

2608 En el Scifi con Me. Julia y niñas 2.jpg“Él está en todas partes, más nos ama, si hacemos con mayor alegría su divina voluntad”.

Carta colectiva.

Anuncios

Alegría seráfica…

2607  con hermanas y jovencitas seglares copia.jpg“Alegría seráfica en la entrega total y generosa a Dios y a las almas”.

Carta colectiva de octubre de 1968.

Una firme resolución…

2591 IMG_0399.jpg“Mi resolución ha sido: una perfecta, alegre y ciega obediencia a los que tienen derecho a mandarme y hacia mis iguales. No diré hacia mis inferiores, porque yo me debo considerar la inferior de todos. Dios mío, es sincera mi resolución, vigorízala con tu gracia, dame constancia para no desmayar nunca”.

Escritos.

Verdaderos misioneros…

2584 Te escucho.jpg“Ser verdaderos misioneros. Que sepan y sepamos todos adherirnos a Cristo Jesús, y vivir con Él y para Él el Santo Evangelio, sin extravagancias, sino como Él quiere, en la alegría del corazón”.

Carta desde Roma a las Misioneras Clarisas en Indonesia el 8 de febrero de 1972.

Para ir a las misiones…

2582 Madre Inés y mundo.jpg“¿Quiénes son las personas abocadas a ir a misiones entre no fieles? Las personas que saben convivir con alegría, paz y concordia con sus hermanos. Las que no hacen la vida difícil a quienes conviven con ellas; las que son dóciles y cumplen con toda responsabilidad sus deberes… los que aman su vocación, la defienden y la cultivan por todos los medios lícitos”.

Carta colectiva de octubre de 1968.

Alegría de ángeles…

Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.17.13.png“Alegría seráfica en nuestra entrega total y generosa a Dios y las almas”.

Carta a unas religiosas, noviembre de 1967.

Nos es necesario el sufrimiento…

2549 bf131f4e-730d-4eb1-ba99-770da9fce4a3.jpeg“Debe ser un gusto para cada uno de nosotros una inmensa alegría, cuando Dios nos hace sufrir; no lo hace por gusto de hacernos sufrir, sino porque nos es necesario el sufrimiento para nuestra purificación individual y colectiva. Ojalá que siempre demos acogida cordial a la cruz, que llama a nuestras puertas”.

Carta colectiva de mayo de 1965.