Gozar de las delicias del Señor…

904 A sus pies“Cuando nuestro Señor permite a mi alma gozar de sus delicias, en su amoroso regazo, siento con frecuencia, o casi siempre, al mismo tiempo, un gran atractivo por la unión, descanso y reposo en él, y deseo vehemente de aprovechar esas dulcísimas comunicaciones para interceder por tantas y tantas necesidades, para pedir por todo los que amo”.

Carta al director espiritual.

Cuando llega el cansancio y la fatiga…

850 IMG_20130903_103541_964“Cansancio y fatiga; cuántos kilómetros recorría el divino Maestro a pie, buscando almas que salvar; cuántas lluvias tuvo que soportar en estas correrías, así como fuertes calores y fríos, de un lado para otro, en unión de sus apóstoles; sabían ellos que eran llamados para ese apostolado, habían correspondido con amor, y con amor se daban”.

Carta colectiva del 16 de abril de 1980.

 

Aprovechar las vacaciones…

797 Regalos“Que las vacaciones les sirvan para descansar, para poder tener más oración, aparte de la colectiva, la individual, saboreando el estar a solas con su Jesús, ya sea en la capilla o en algún lugar adecuado, que les ayude a elevar más su alma a Dios.”

Carta colectiva de julio de 1980.

Perseverar hasta el fin…

626 N.M.12Indones

“Dios nuestro Señor nos ayude a perseverar hasta el fin, pero con el deseo creciente de darle todo lo que nos pida, en enfermedad, en salud, en trabajo, en descanso, etc. etc. Pero dando, si es posible, más de lo que podamos. Dios quiera que ninguno de nosotros dejemos de hacer cada día un esfuerzo mayor para superar nuestra espiritualidad, y aun nuestro trabajo, cualquiera que él sea; lo que importa es que la ociosidad no se apodere de nuestro ser”.

Carta a un grupo de religiosas, Moravia, Costa Rica, a 26 de febrero de 1979, ff. 4433-4434.