Amar verdaderamente a Nuestro Señor…

2143 image1.png“Tratemos de amar verdaderamente a Nuestro Señor Jesucristo, hasta el sacrificio, hasta dar la vida como él la dio por nosotros. Pensemos, especialmente en este tiempo, en ese corazón divino traspasado por tantos dolores y amarguras, y entonces nuestras pobres penitas se disminuirán hasta desaparecer en ese mar de penas y de amor”.

Carta colectiva del 5 de abril de 1965.

Anuncios

Cuaresma, tiempo de redención…

1381 María-Ines-Teresa-Arias-beata-mexicana“Si la Cuaresma es de manera especial propicia al arrepentimiento, sobre todo cuando es perfecto, tiene valor, diré, de redención, vendrá, sí, la purificación, pero ésta en la paz y unión con Dios, en un dulce sufrir de saberse perdonado y amado por un Dios que lo quiso escoger entre millares”.

Carta colectiva desde Roma, el 16 abril de 1980.

Cuaresma…

1015 Cuaresma“Si la cuaresma es de manera especial propicia al arrepentimiento, sobre todo cuando es perfecto, tiene valor, diré, de redención, vendrá sí, la purificación, pero ésta en la paz y unión con Dios, en un dulce sufrir de saberse perdonado y amado por un Dios… a pesar de sus debilidades y miserias, y sabe amarlo en ellas.”

Consejos.

Indemnizar al Señor con pequeñas penitencias…

631 Nuestra Madre enseñando en el Noviciado

“Indemnizar a nuestro Señor con actos de amor sincero, con pequeñas penitencias y… adelante, en el camino del calvario, aunque sea cayendo y levantando”.

Carta colectiva de mayo 9 de 1964, f. 3621.

Una santa cuaresma…

“Que Dios nuestro Señor les haya infundido en esta santa cuaresma, grandes anhelos de santidad, de espíritu de sacrificio, de abnegación, pero sobre todo de amor a un Dios, que, habiéndose entregado por nosotros hasta la muerte de cruz, en un amor inmenso, espera en retorno todo el amor de que seamos capaces. Pidan esto también para esta pobre Madre que los bendice y se encomienda a sus oraciones”.

Carta Colectiva desde Cuernavaca, el 6 de abril 1968, f. 3747

El espíritu de la Cuaresma…

“Tratemos de vivir el espíritu de la Iglesia en esta cuaresma para que los frutos de la resurrec­ción desciendan con abundancia a nuestras almas”.

Carta Colectiva  desde Cuernavaca, Morelos, el 5 de Abril de 1965. f. 36.40

Hacer algo por quien tanto ha hecho por mí…

“Alguien me dice: «ya viene la cuaresma, y quisiera hacer algo por quien tanto ha hecho por mí» Tiene razón”.

Carta Colectiva de febrero de 1964, f. 3606