Cooperdores…

2294 En Insonesia.jpg“Dios nuestro Señor quiere valerse de todos para sus altos designios, y para que seamos cooperadores en su redención”.

Carta colectiva s/f, f. 3620.

Anuncios

Sabemos de quién nos hemos fiado…

2225 Con el Papa 9 dic. 1980.jpg“Sabemos de quién nos hemos fiado; sabemos que él jamás nos falla; sabemos que nos ama, hasta la muerte en cruz”.

Carta Colectiva de 1979.

Un corazón vigilante…

2027 IMG_4990.JPG“Si el corazón amante de Jesús, vela durmiendo, el del misionero no debe ser menos vigilante, debe incendiarse en el fuego del Señor, para pegar ese fuego sagrado a cuantos corazones existen en el mundo, mediante su oración confiada, humilde y generosa, derramando los beneficios de la Redención, los méritos de Nuestra Madre la Santa Iglesia, por todos los ámbitos del mundo”.

Notas Íntimas.

Fuera toda desconfianza en la Misericordia Divina…

Eden Asset Library“Fuera de todo ánimo la desconfianza en la misericordia divina; dos mediadores nos ha dado el Padre eterno: Jesús, su divino Hijo, nuestro Redentor, y María, su santa Madre y corredentora.”

Experiencias Espirituales, f. 475.

El valor del sacrificio…

1708 Costa Rica“No olvidemos que él quiso hacer el favor, la misericordia infinita de asociarnos a su redención, haciendo que nuestros pequeños o grandes sacrificios, ofrecidos en holocausto por los pecados cometidos y en desagravio de ellos, no solamente de los nuestros propios, sino también por los demás, alcancemos de la misericordia del Señor el perdón de nosotros y de los demás.”

Carta a sus hijas religiosas de California el 10 de Noviembre de 1976.

La Epifanía del Señor…

1691 Magos de oriente“Esa fe, los hizo arrastrar innumerables dificultades, hasta la pena de ver que se les ocultaba la estrella que les había guiado, pensando podrían ser sus imperfecciones las que los privaban de ella. Pero como sabemos bien, no desisten de su empeño, algo muy íntimo, les dice al corazón que su fe y su amor triunfará y… prosiguen hasta que encuentra a Jesús con su Madre; postrados le adoran profundamente y entregan a la Madre los dones que habían llevado, como manifestación de su reconocimiento como Dios y como Rey y como Redentor: incienso, oro y mirra”.

Carta Colectiva desde Roma, el 6 de enero de 1976.

Ven, Señor Jesús…

1662 IMG_1224“Ve Jesús, que te esperan con ansias; te quieren conocer y amar. Yo sé que si no hubiera habido Redención¬, por ellos vendrías ahora a padecer y morir; ya no es necesario Jesús, tanto sacrificio; ya has pagado por ellos y por mil mundos más. Envía solamente obreros a tu viña; dales tu espíritu, tu corazón, tu palabra persuasiva”.

Estudios y meditaciones.