Consagración y testimonio…

2056 Ese pequeño Niño.png“El mundo hoy y siempre tiene necesidad de ver en nosotros personas que, creyendo en la Palabra del Señor, en su Resurrección y en la vida eterna, entreguen su vida terrena para dar testimonio de la realidad de este amor que se ofrece a todos los hombres.

Carta del 24 de diciembre de 1977.

Anuncios

No vegetar…

1874 Evangelizando“No vegetamos en la vida misionera. No nos dejemos adormecer por ese coma añorífico que… se va extendiendo por el mundo, evitando toda mortificación, toda pena, todo vencimiento, etcétera, etcétera. No hijos, nuestra vida de misioneros, que se clarifique de verdad en la imitación de Cristo, en su Pasión dolorosa para llegar a la Resurrección feliz”.

Carta del 20 de agosto de 1971.

Seguir al Cordero…

1783 Beata“Nuestro calvario sobre la tierra nunca se comparará ni de muy lejos, con el de nuestro Señor. Y esperamos como él, resucitado y glorioso, resucitar en el último día en cuerpo glorificado, que se unirá a nuestra alma triunfante, para, como dice la Sagrada Escritura, «¡seguir al Cordero a donde quiera que vaya, cantando continuamente el cántico del amor!»”

Carta colectiva a bordo del barco «Mukoharu Karu», Mayo 12 de 1960.

Saborear la Pascua…

1779 Captura de pantalla 2015-12-12 a las 8.42.08 a.m.“Segura de que, todos y cada uno han saboreado esta Pascua de Resurrección, que acabamos de pasar, y que todos están deseosos de saber sufrir con Cristo, para subir con él al cielo, y que han tenido en algunas casas ya sus ejercicios espirituales, o cuando menos se han preparado en los días santos para este feliz día de Resurrección con hermosas pláticas y meditaciones al respecto”.

Carta colectiva del 23 de abril de 1971.

Después del Calvario viene la resurrección…

1776 María Inés Teresa y VanClar“Dar a conocer a quien tanto nos ha amado, y tanto tuvo que padecer por salvarnos, enseñarnos, enseñándonos que, después de un Calvario, viene la resurrección”.

Carta colectiva de Septiembre de 1978.

Auténticos misioneros…

1774 misio“Con la obediencia, ofrecida a Dios como sacrificio de sí mismos… y vida común, lo que nos lleva a reactualizar en nosotros la vida, pasión, muerte y resurrección de Cristo, vivido todo con amor, con generosidad por amor al reino de los cielos, salvaremos muchas almas, pero hijos, que seamos de veras el signo que lleve a todos nuestros hermanos los hombres a amar a Dios, auténticos misioneros”.

Carta colectiva del 28 de agosto de 1971.

Colaborar para construir la comunidad…

1704 En 1967 Cambio Noviciado a Grevilias con N.M. (2)“Que cada uno colabore a hacer de cada una de nuestras comunidades «una comunidad pascual» una comunidad que «anuncie a Cristo Resucitado», una comunidad «Epifanía», una comunidad «testimonio» de que cree en lo que anuncia, que vive lo que cree y que predica lo que vive”.

Carta circular del 26 de marzo de 1978.