No atesorar nada…

2226 1976 Indonesia con el niño de un maestro c.jpg“Yo no tengo tesoros de oro y plata, pues que tengo voto de altísima pobreza; pero de lo poco que hago por Dios no quiero atesorar nada.”

Postula me et dabo tibi gentes…

Una invitación a examinarse…

1918 El cuadro de la anunciación“Cada uno, en nuestra familia misionera, examine cuál es su desasimiento personal, examine si no tiene vanidad en el vestir, aun cuando en nuestra familia misionera debemos andar siempre limpios y presentables, que se vea enseguida en la persona que es un misionero que solo busca el «rostro del Señor»”.

Carta colectiva de Octubre de 1968.

Entregarle a Dios y a María todas las penas de este mundo…

1282 Conferencia“Sé que a nadie puedo decir mis penas, mi desolación interior, ni mi malestar físico. ¿Quién me creerá? Me basta que Dios lo sepa… se lo entrego a mi Madre santísima, por las almas, por las misiones”.

Ejercicios Espirituales de 1944.

Vivir solo de Dios…

1264 IMG_2055“¡Cómo quisiera que no viviéramos sino de Dios… con una sed ardiente de comprarle almas: somos misioneros y el misionero debe vivir de entrega total.. y con esos sacrificios comprar innumerables almas que glorifiquen a Dios eternamente…”

Carta de 1953.

Como una gota de agua…

1052 N.M. Agua viva de Cristo“Llegó ya el alma a aquella magnífica conclusión que le es de muy grande utilidad: Tú eres EL QUE ES: el INFINITO. Y yo soy la que no soy, la nada pecadora y miserable. En ese momento se atrajeron los dos abismos y vemos a la misericordia divina, fundiéndose, por así decir, compenetrándose con nuestra miseria, hasta hacer desaparecer nuestros pecados, como la gota de agua desaparece en el océano”.

Lira del Corazón, Segunda Parte, Capítulo III.

Instrumentos del Señor…

1008 IMG_0433“Prontos están los deformes instrumentos Señor, sírvete de ellos para tu gloria, y «puesto que tú solo eres el Piadoso; de aquí es que todas las naciones vendrán y se postrarán en tu acatamiento, visto que tus juicios están manifiestos». (Apocalipsis, C. XV)”.

En homenaje de filial amor y eterno agradecimiento a la Virgen Morena del Tepeyac.

Hacer la voluntad de Dios por amor…

653 Vámonos

“Ofrezco a Nuestro Señor la carencia de lo que yo más amo, y que no me es posible cumplir; acepto por su amor, ese ir y venir continuo; ese ser interrumpida en mis ocupaciones a cada momento; ese no tener un momento de reposo. A mí me agradaría la soledad y la quietud, y tú me pones Jesús mío en medio del bullicio. Si a ti así te gusta verme yendo y viniendo, todos mis pasos, mis movimientos, mis palabras, mis acciones todas, son por tu amor.”

Ejercicios Espirituales de 1943, f. 859.