Amor…

2311 NM en africa.jpg“Tenemos que pedirle, ante todo, amor, para que nuestras obras, enriquecidas así, tengan un valor casi infinito de gloria eterna”.

Carta Colectiva desde Roma en marzo de 1971.

Anuncios

Los valores espirituales…

2297 76enero21CIAM.jpg“Nuestros tiempos requieren ante todo una síntesis de los valores espirituales, muy superiores a todo otro valor.”

Carta Colectiva en enero de 1970.

Amor a la cultura y a la lectura…

2078 Los primeros años.jpg“He venido pensando que es bueno, en las regiones donde tenemos el apostolado de la penitenciaría, formar en la misma una biblioteca, con sus registros, su encargado de llevarlos, etc. con el fin de que los presos, que tanta ayuda necesitan para su cultura y su espiritualidad, en la fe, la esperanza y el amor a Dios se instruyen. Si hacemos un llamado a los habitantes de la población pidiéndoles un libro a cada uno, o un libro de mas valor, entre muchas personas, seguramente irán llegando estos volúmenes”.

Carta Colectiva del 9 de mayo e 1964.

El don de la libertad…

1561_1776“Qué delicioso es considerar, como el mismo Dios respeta la libertad que ha dado al hombre”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

Los frutos de una buena educación…

1515 Consejo 2015“Toda persona educada habla en voz moderada, con palabras suaves, amables, con la sonrisa en los labios y el amor en el corazón; un amor de caridad ante todo, un amor universal, sabiendo disculpar, disimular defectos ajenos que solo implican muchas veces defectos sin malicia, etc. Todo esto contribuya a una grande unión y a una paz llena de tranquilidad y seguridad.”

Cartas.

Sencillos, francos y caritativos…

1099 IMG_0050“Ser sencillos sin ser imprudentes, francos sin ser groseros, caritativos con moderación”.

Carta Colectiva del 2 de diciembre de 1969.

La alegría perenne de nuestra vida…

1093 IMG_0382“Toda obra de Dios cuesta sacrificio, no nos imaginemos que es poesía lo que simplemente es prosa…pero si sabemos rimar esa prosa con la armonía dulcísima de nuestro amor a Dios, de nuestro anhelo de salvar almas para el cielo, encontraremos una satisfacción tan honda y tan pura, y tan desinteresada, que hará la alegría perenne de nuestra vida en el tiempo y en la eternidad.”

Carta a una religiosa, el 8 de marzo de 1962.