Cosas grandes o pequeñas…

2259.jpg“Cada vez que por amor hacemos cosas grandes o pequeñas, la gracia Divina crece en nuestro corazón”.

Carta colectiva desde Roma en febrero de 1977.

Regalos de Dios…

2236 _6613.jpg“¡Él mismo nos da sus dones, sus gracias, sus inspiraciones, sus talentos, sus riquezas!”

Sobre los Santos Evangelios.

El secreto de la felicidad…

2232 Nuestra Madre, José Luis, Luis y yo Agosto 31 1980.JPG“«Porque en ti está la fuente de la vida, y veremos la luz en tu luz». (Salmo 35) He aquí el secreto de la felicidad de las almas fieles a la gracia”.

Diario, enero-mayo 1944

Acción de gracias…

2088-perpetuos-dic-14-1933“Me levantaba muy temprano y antes de las seis, ya estaba en la iglesia, hasta las ocho y media, ¡cuán dulce era mi acción de gracias! sentía tan vivamente a Jesús en mi corazón, con él me entretenía platicando hasta que tenía que volver a casa, y ya en ésta no perdía un momento su presencia, y platicando con él me pasaba todo el día, y el arrepentimiento de mis pecados sin cuento, venían a unirme más a él, lo veía tan dulce, tan amante, que no podía menos que arrojarme en su corazón”.

Cuenta de conciencia.

El martirio…

2086 Captura de pantalla 2017-01-24 a las 5.45.18 PM.png“¡Si nos concediera Dios la gracia de ser mártires! Qué dichosos seríamos, ¿verdad?  Pero para ello hay que fortalecer la fe, afianzarla en la esperanza, y realizarla en el amor, viviendo con las virtudes que le son características al cristiano, sin buscar novedades que solamente llevan a las almas sencillas por desfiladeros que las hacen caer en rebeliones, desequilibrios, murmuraciones, en fin, en pecados que mucho ofenden a Dios y traen al alma de mal en peor, hasta perder muchas veces la vocación. Al contrario, afiancémonos en ella, y vivamos lo que le hemos prometido. Nunca es tarde para empezar de verdad. Pidamos todos esta gracia”.

Carta colectiva, 22 de junio de 1969.

Dejarse inundar por Dios…

2035 Captura de pantalla 2016-12-13 a las 10.16.18 AM.png“Quiere que te conozcas miserable, incapaz para todo bien, para que Él te inunde de sus gracias, y te llene de Sí mismo”.

Lira del Corazón, Primera Parte, Cap. II.

Pedir por los enfermos…

2030 IMG_4841.jpg“Mientras mis compañeros se fueron a conocer por allí, me quedé con mi Madre Santísima, y pude platicarle a gusto, me senté, cuántas cosas le dije, cuánto le pedí. Creo que no olvidé a ninguno solo. Y con empeño le pedí la salud de nuestros enfermos, sobre todo los más delicaditos… pido por todos y cuantas gracias necesitamos”.

Crónicas el viaje a Jerusalén en 1958.