El mejor alimento…

2108 En la Clausura.jpg“Haré de la oración mi más regalado alimento, sacando de ella las medidas que debo tomar para corregirme de mis defectos, perfeccionarme y santificarme; saboreando los misterios de Dios, deleitándome en sus atributos y gozándome inmensamente de ser su criatura”.

Ejercicios espirituales de 1943, f. 863.

Momentos difíciles…

2107 barco a Japón 1953 abr..jpg“Aunque el alma esté agitada por todos los vientos; aunque la tempestad parezca inundar la débil barquita; aunque el cielo esté encapotado; aunque la furia de la tempestad haga de la pobre barca un juguete, no puede temer, si la fe sigue iluminando su sendero; si la fe es el faro luminoso que la llevará al puerto; si María, la dulce estrella de los mares, la conduce. Entonces, que no tema nada: Dios es débil, ante el poder de una oración confiada”.

Estudios y meditaciones, f. 669.

Presencia de Dios…

2106 Poás en Costa Rica.jpg“Para no perder la presencia de Dios basta una simple mirada de amor, y sentir allí al Señor aunque no se pueda platicarle”.

Experiencias espirituales, f. 445.

Ansias que devoran…

2105 Con la Madre Teresa Botello 26.JPG“Señor Jesús, tú eres Quien has puesto dentro de mi ser estas ansias que me devoran; este deseo irresistible de que te amen, este anhelo vehemente de llevar tu nombre sagrado, el estandarte de tu amor a todas las Naciones de la tierra”.

Lira el Corazón, pág. 157.

Una conducta irreprochable…

2104 amigas.jpg“Que tu conducta sea irreprochable en todo momento; que el amor que arda en tu corazón comunique el fuego sacro a todos”.

Lira el Corazón, pág. 36.

Que todos conozcan y amen al Señor…

2103 casamadre detalle.jpg“Del deseo de comprar muchas almas para Dios, me vino el anhelo de consagrarme a las misiones entre infieles, dando a éstos, en las mismas prácticas de devoción y horas de oración que aquí tenemos lo que mi alma les puede dar; y, en las horas libres del día, un apostolado laborioso, sin escatimar, penas, privaciones, incomodidades ni trabajos; en esto les daré mi corazón”.

Ejercicios Espirituales de 1944, f. 873.

La limosna de nuestro amor…

2102 asi _104834_028.jpg“Los paganos nos piden a los cristianos, aun sin darse cuenta muchos de ellos, la limosna de nuestro amor, para, por medio de ella adquirir el inapreciable tesoro del amor de Dios; ¿y se la hemos de negar? No, ya que tú mismo nos mandas que al que nos pida, le demos. Sí, Jesús mío, por tu amor les daremos todo lo que tenemos”.

Estudios y meditaciones, f. 629.