Fe y caridad…

2366 Tenchita y Nuestra Madre.jpg«Tengo bien entendido, hace muchos años, que la virtud de la fe, unida a la caridad, son las que dan a nuestras acciones todas, el mérito, el valor, haciendo subir éste de precio, por insignificante que sea la acción que se ejecuta, en la medida que la sobrenaturalicemos con actos interiores de unión a Dios, de conformidad con su voluntad, de deseos ardientes por la extensión de su reinado»

Escritos, f. 780.

Anuncios

La miseria al servicio de la misericordia…

2365 Profesión de MI.png“¿Qué podrán todos los enemigos contra un deforme instrumento, pero manejado por tu mano poderosa e invencible? Señor, mi fuerza, mi poder, mi confianza, mi fe ciega está en mi miseria, puesta al servicio de tu misericordia. Con esto lo digo todo”.

Lira del Corazón.

Alegría, sencillez y abnegación…

2364 Especial copia.jpg“Continúen alegres, sencillas, abnegadas. No permitan, hijas, que el demonio les quite la alegría, tan peculiar de nuestra congregación. El diablo no puede entrar en un alma espiritualmente alegre. Y, claro, el saber sonreír en toda circunstancia, penosa o alegre, el saber vivir el momento presente con la alegría de los hijos de Dios, con la alegría de las almas consagradas, será ya anticipadamente un paraíso en la tierra”.

Carta a sus hijas en Nigeria, 27 de feb. 1977.

A Dios rogando y con el mazo dando…

2363 Aud. con Paulo VI“Casi, casi creo que se van a espantar al leer la cantidad, pensando que de dónde vamos a sacar todo eso. Acuérdense hijos, que todas nuestras construcciones las hemos hecho sin dinero, esperando en que la divina Providencia mueva los corazones, pero…a Dios rogando y… con el mazo dando”.

Cartas, f. 3219.

Los bienes de Dios son nuestros…

2362 IMG_4867.JPG«¡Cómo se siente el alma llena al considerar que los bienes de Dios son míos! Y qué cuidado se necesita para no perderlos».

Escritos, f. 1046.

Deseos de santidad…

2361 Feliz de ser misionera.jpg«Deseos del cielo muy vivos me han venido. Qué dicha cuando, despojados de las miserias de este cuerpo, estemos en posesión de Dios, sin miedo de ofenderle, sin peligro de perderle».

Estudios y meditaciones, f. 1048.

Una vocación esencial…

2360 En la beat.jpg«La oración es la vocación esencial de mi vida» .

Meditaciones, f. 518.