Cualidades muy valiosas…

2249  Recibimiento en la región c.jpg“Que ni siquiera de pensamiento ofendamos jamás a nadie, que seamos respetuosos, bondadosos, sinceros y sencillos con cuantas personas tratamos”.

Carta a Misioneras Clarisas de California, el 9 de octubre de 1962.

Anuncios

Cuánto nos ama el Señor…

2208 6952.jpg“Cuánto me ama Él, estoy de ello plenamente convencida. Y yo, ¿cómo he correspondido a ese amor?”

Ejercicios Espirituales de 1951.

Crecer…

1903 Hora“Si Jesús iba creciendo en sabiduría, edad y gracias delante de Dios y de los hombres, como nos dice el Santo Evangelio… ¡Cómo debería yo crecer, progresar de virtud en virtud para parecerme a mi Divino Modelo!

Ejercicios Espirituales de 1941.

Nada de críticas, pesadumbres ni lamentaciones…

1877 Ma ines“Jamás perdamos el tiempo en críticas, pesadumbres y lamentos. Allí donde Dios nos ha colocado, aunemos nuestras fuerzas con las de nuestros hermanos, y realicemos lo mejor que entendamos la misión que Dios nos ha confiado”.

Convocatoria al Capítulo General Especial, marzo 25 de 1968.

Después del Calvario viene la resurrección…

1776 María Inés Teresa y VanClar“Dar a conocer a quien tanto nos ha amado, y tanto tuvo que padecer por salvarnos, enseñarnos, enseñándonos que, después de un Calvario, viene la resurrección”.

Carta colectiva de Septiembre de 1978.

Responsabilidad…

1728  8 (1)“Mi preocupación constante es mi propia santificación y la de la comunidad que el buen Dios ha puesto en mis torpes manos. ¡Me espanta la responsabilidad! Pero como los niños pequeñitos que comprenden que, por sus propias fuerzas no pueden nada, y sin embargo desean obtener lo que anhelan, con caricias, mimos y súplicas alcanzan de sus padres lo que quieren, así yo, pongo toda mi confianza en Dios, ruego, con el Espíritu Santo, con gemidos inenarrables pidiendo el alimento de mis hijos, y espero en paz.”

Ejercicios Espirituales de 1950.

Un entrañable amor a María…

1444 María, beata María Inés y la obra“Oh María, grande es la Obra para mis débiles hombros: inmensa la responsabilidad, casi infinita mi nulidad, innumerables mis pecados; pero tú eres la Estrella luminosa de la Obra: tú sabes que en ella no ha habido más que móviles sobrenaturales, anhelos de almas, deseos inmensos de que la gloria de Dios sea conocida.”

Ejercicios Espirituales de 1950.