Cuando el alma atraviesa algún quebranto…

2703 IMG_1552~photo.JPG“Nos asegura que Él nos salvará. ¿Quién no ha experimentado en su alma estos divinos alivios que solo Jesús puede dar? Cuando llena el alma de quebranto, nos postramos ante su augusta presencia y con los ojos de la fe vemos en esa blanquísima Hostia el Dios hermanado, a Jesús Eucaristía y le referimos la amargura de nuestro corazón”.

Reminiscencias de mi toma de Capelo.

Anuncios

En espera de salir a la misión Ad Gentes

2683 Captura de pantalla 2018-05-25 a la(s) 14.17.23.png“Mas entre tanto llega para ti el día feliz en que puedas arribar a las playas de la gentilidad, ejercita tu celo por la salvación de las almas con tu oración fervorosa y constante, tus vencimientos continuos, tus sacrificios”.

Lira del Corazón.

Negociar por la salvación de las almas…

2668 ea34cfb9-cd75-4aa5-a879-4a6647089795.jpeg“Abandónate a los excesos de su amor misericordioso. Recuerda siempre, pero sobre todo en esa hora de conversación a solas con Él, que tienes todo poder sobre su corazón, pues Él mismo te lo ha dado, en su inmensa generosidad; y quiere que te valgas de él para negociar en la salvación de las almas”.

Lira del Corazón.

Monedas por las almas…

2651 a177d0fe-3be3-479a-8044-8aab696cedc0 2.jpeg“Que su trabajo se convierta en monedas por las almas”.

Carta Circular de febrero de 1957.

Enamorarse de la cruz

2641 Ante la cruz con alegría.jpg“El día que nos enamoremos de la cruz, del dolor, seremos inmensamente felices, daremos grande gloria a Dios y salvaremos muchas almas. Acuérdense que no vale la pena vivir, si no es para Dios, para salvarle almas y santificarnos en la abnegación”.

Carta colectiva de abril de 1969.

En los momentos de adoración…

2629 Santa 22 Ana .jpeg“Ahí le debe llevar a diario las almas todas que quiere salvar”.

Lo que me dice el cuadro de la Anunciación.

En este valle de lágrimas…

2568 Nuestra Madre.jpg“Mientras estemos en este valle de lágrimas, no podremos menos que sufrir; pero cuánto se ama el sufrimiento cuando se sabe que con él compramos almas y nos asemejamos a Aquel que sufrió y se entregó por nosotros”.

Escritos.