El Esposo de sangre…

2494 A sus pies.jpg“El pensamiento de que estoy unida a un Esposo de sangre me animará a estar siempre clavada en la cruz”.

Meditaciones.

Anuncios

En las huellas de Cristo…

2492 jul 12.2011 004.jpg“Para que mi pie quede exactamente en la huella suya, es necesario que reciba todas esas menudencias de la vida religiosa con la mansedumbre, con la paz, con la humildad que Él recibió todo en su vida”.

Meditaciones.

Recuerdos…

2253 a 2017-01-10 a las 5.56.40 PM.png“Recuerdo mi dulce vida de novicia y joven profesa, llena de tranquilidad y paz, aunque cargada de trabajos manuales, en los cuales mi alma se engolfaba en Dios. Ahora todo es diferente, pero como estoy segura de que es la voluntad de Dios, no querría lo primero, aunque para mi gusto espiritual aquello es lo más deleitoso y apetecible”.

Carta personal a un religioso, Cuernavaca, febrero 4 de 1954.

Alegría completa…

1964 2016-08-18 a las 8.56.50.png“Créanme, fuera de ser almas de oración, no puede haber alegría completa en la vida de seguimiento de Cristo, pues sería como una esposa, que se apartase de su esposo”.

Carta colectiva desde el barco Nikymaru, vía Japón en mayo de 1953.

Una estación difusora de la gracia…

1924 Calilla“Me parecen a mí los conventos en que las almas son plenamente contemplativas, y se esfuerzan por vivir cada vez más unidas a Dios, una estación difusora, desde donde se difunde a todos los radios, a todas las almas, la acción de la gracia, única necesaria, para obtener las transformaciones anheladas”.

Ejercicios Espirituales de 1941.

Un himno…

1771 maria ines 3“Quiero que mi vida entera sea un himno. Que mis obras todas sean un himno de alabanza, de gratitud, de adoración, a la Santísima Trinidad”.

Estudios y meditaciones.

Vivir los votos de los religiosos es un compromiso…

1357 Toda de Él“Los santos votos no son un juego de palabras, sino el cumplimiento de un amor que, en nuestra primera o segunda juventud quisimos ofrecerle a Dios, al impulso de un amor del todo no comprometido, pero que se nos ha ido manifestando más en la formación, en el transcurso de nuestra vida religiosa”.

Carta colectiva de febrero de 1977.