La alegría de conocer al Señor…

1754 La beata María Inés y los niños“«Alégrense y regocíjense las naciones» con la posesión de tu amor. Que gocen todos de tus sacramentos, de tu perdón inefable, de las dulzuras de tu Eucaristía. ¡Que, por el Bautismo habite en todos ellos la Santísima Trinidad!”

Estudios y meditaciones, f. 634.

Anuncios

Hospedamos a Jesús en la Eucaristía…

1569 Beata Eucarística“Cuando el corazón se inunda en la contemplación de tu cielo, en la grandiosidad de tus obras, viendo tan inmenso, tan hermoso, no puede el alma menos de preguntarse: ¿Quién es el hombre para que te acuerdes de él, y el hijo del hombre para que te dignes visitarle?… Si esto decía el salmista cuando con tus prodigios visitabas a tu pueblo escogido, cuando le dabas pruebas de tu fidelidad y misericordia, ¿qué diremos ahora tus hijos que tenemos tu Evangelio, que hemos recibido el Bautismo, que somos hijos de la Iglesia, que te hospedamos en nuestro corazón por la Eucaristía?”

Experiencias Espirituales.

El gozo de ver almas apostólicas…

1432 IMG_0430“Cuando por sus cartitas les veo tan felices en sus apostolados: visitas domiciliarias, preparación de niños a su primera comunión, el acto mismo en que éste se realiza, llevar matrimonios no cristianos a las fuentes bautismales, y de ahí al sacramento matrimonial, etc. etc., ¡cuánta alegría para Jesús y su Madre Santísima, así como para toda la corte celes­tial!”

Carta colectiva desde Roma en junio de 1977.

Las aguas saludables del bautismo…

1075 Todas las razas“Almas, Jesús, almas para la Santísima Trinidad. Almas que tú creaste, que formaste en las que te incrustaste todo entero por el santo Bautismo. Pero cuántos millones de ellas, desde la creación, han vivido sin la gracia sobrenatural; no ha habido quien regenere sus almas en las aguas saludables del Bautismo. ¿Qué pasa, Señor, si las creaste por amor?”

Ejercicios Espirituales de 1962.

La gracia del bautismo…

995 Con Esthela Gonzalez 7“Cómo debemos agradecer la gracia inmensa del bautismo, que nos hizo hijos de Dios sin mérito de nuestra parte, sino que gratuitamente lo recibimos”.

Carta colectiva desde Japón en 1953.

Manifestar con obras el amor…

727 N.M. escribiendo en máquina“Me debo toda a Dios porque El me ha creado; a Jesucristo porque El me ha redimido; al Espiritu Santo, que por medio de las aguas bautismales me ­ha hecho hija de Dios. Me debo toda a Maria Inmaculada, porque en el Monte Calvario me dió a luz en medio de indecibles dolores; soy pues su verdadera hija; le manifes­taré con obras mi amor”.

Carta a su hermana Teresita.

El Bautismo…

“El día que recibiste el santo Bautismo, toda la Santísima Trinidad vi­no a habitar en tu alma, ha hecho en ella su morada, aún vive en ella, puesto que solo el pecado mortal arroja del alma a Dios”.

Consejos y Reflexiones.