Servir a Dios en el silencio…

2583 1980 Nov. Diciendo adiós a sus hijas japonesas x.jpg“Servirle en el silencio en cuanto posible, sin ser notados. Él sí lo notará muy bien”.

Carta colectiva de marzo de 1971.

Anuncios

Encontrarse con Dios en todas partes…

2524 878 IMG_20130903_103639_551.jpg“Que nuestras almas de apóstol, te encuentren en todas partes: en el pobre que socorren, en el ignorante que instruyen, en el sacrificio que se imponen, en la oveja perdida que buscan, en el mar que cruzan, en los campos que puedan contemplar sus ojos, en el crepúsculo que hermosea el firmamento, en las radiosas estrellas, en la apacible luna, en la luz del sol que calienta a buenos y malos”.

Experiencias espirituales.

El más pequeño acto de amor…

2515 En África 2887.jpg“Sé que el más pequeño acto de amor vale más que la conquista del mundo”.

Lira del Corazón.

Servir como Jesús…

2415  God is all.png“No queramos dominar, ni ser servidos, Jesús siendo el Hijo de Dios, quiso bajar a la tierra para servir, no para ser servido. Qué podemos decir nosotros, miserables criaturillas”.

Servir a Dios…

2413 Captura de pantalla 2016-12-22 a las 5.47.13 PM“No dejemos el mundo… sino para servir a Dios y amarle exclusivamente en la negación de nosotros mismos, en una entrega total de todo nuestro ser e Ál, nuestro único dueño…”

Carta colectiva de diciembre de 1969 desde Roma.

Una sola cosa es necesaria…

2410 Captura de pantalla 2016-12-25 a la(s) 17.32.23.png“Una sola cosa es necesaria: servir y amar a Dios, adheridos a su Divina Voluntad, luchando por salvarle muchas almas”.

Carta colectiva de noviembre 6 de 1980.

Florecer en espera de la segunda venida del Señor…

2389 Las Velas.png“Este será el florecer en la Iglesia, y en los institutos todos. De nosotros, de nuestra humildad, caridad vivida universalmente, espíritu de servicio, aquiescencia a la Divina Voluntad, nuestra meditación en su Pasión Dolorosa y la espera de su segunda venida para reinar con Él eternamente, viviendo nuestro espíritu propio: Alegría y sencillez seráfica en la entrega total de nuestro ser a Dios y a los hermanos”.

Carta colectiva de diciembre de 1969 desde Roma.