Corazones siempre jóvenes…

2673 Ultima vi...jpg“Demos gracias a Dios por sus innumerables beneficios y sepamos ser agradecidos, amando más y más nuestra hermosa vocación misionera y correspondiendo a ella con toda la generosidad de nuestros jóvenes corazones, ya que el corazón de un misionero no debe envejecer, sino conservar siempre su lozanía, su optimismo, su candor, su sencillez, su generosidad y su acendrado amor por las almas, para que el buen Jesús, que dio toda su sangra por ellas, se vea amado, adorado, consolado por un inmenso número de ellas. No olvidemos hijos, nuestra unión con Él, en medio de nuestras ocupaciones y tratemos de ser misioneros contemplativos”.

Crónica desde  Santo Domingo de Heredia en Costa Rica, el 18 de abril de 1958.

Anuncios

Que no seamos motivo de sufrimiento para Jesús…

2665 a177d0fe-3be3-479a-8044-8aab696cedc0.jpeg“Dios quiera que no seamos motivo de una nueva agonía para el Amado Jesús que nos dio tantas pruebas de amor, hasta que no quedó una sola gota de sangre en sus venas. Sepamos ser generosos. Sepamos renunciar a nosotros mismos; sepamos, con su gracia, darle la gloria que nos pide”.

Crónica desde Jerusalén en 1958.

Crucificados con Cristo…

2429 N.M. y la Eucaristía.jpg“Crucifiquémonos con él. Nunca nos pesará haber buscado la cruz, haber sido generosos, abnegados, obedientes”.

Carta colectiva de abril de 1970.

Virtudes…

2424 1972 Visita a la región de México 2 c.jpg“Los sufrimientos tantos, del Hombre-Dios, nos lleven a ser generosos, abnegados, sinceros, profundos”.

Carta colectiva de febrero de 1977.

Generosidad y celo apostólico…

2408 Nieve.png“¡Cuánta generosidad y celo apostólico en todos! Continúen hijos acrecentando estas virtudes de abandono absoluto a ese misericordioso Corazón que con los brazos abiertos espera solo que nos arrojemos a Él”.

Carta colectiva de noviembre de 1980.

Llevar almas al cielo…

2385 Captura de pantalla 2016-12-13 a las 10.23.30 AM.png“No tenemos más que unos años de vida para comprar almas…  ¡son tantas las que se condenan! Nosotros podemos llevarlas al cielo con nuestros sacrificios generosos”.

Carta a una religiosa.

En el Corazón de Jesús…

2383 N.M. .jpg“En el Corazón de Jesús aprenderemos a ser generosos, muy generosos”.

Cartas.